Fútbol

Esta es la penalización que deben pagar los clubes por dejar la Superliga y que se repartirían Real Madrid y Barça

En su última entrevista, Florentino Pérez dejó claro que los que se vayan deberán pagar una indemnización y así aparece recogido en el contrato

Thumbnail

Florentino Pérez habló en su última entrevista sobre los contratos que firmaron todos los clubes de la Superliga y dejó claro que los que se vayan deberán pagar una indemnización. “Los 12 están en el barco. Nadie ha pagado la penalización” afirmó el presidente del Real Madrid. Tanto Real Madrid como FC Barcelona, que siguen adelante con el proyecto, advierten de que “los contratos son vinculantes y que no pueden abandonarse sin más”.

Según publicó ‘Daily Mail’ el acuerdo vinculante entre los 12 socios fundadores de la Superliga tenía una duración de tres años, según una cláusula establecida un contrato que tenía una duración total de 23 temporadas.

Es decir, en teoría ninguno de ellos podía romperlo durante los tres primeros de ese periodo de tiempo. El rotativo británico añade además que la clausula establece el derecho a que los clubs que no han abandonado el proyecto perciban una indemnización por parte de los que sí lo han abandonado de manera oficial. Pero ¿A cuanto asciende esa penalización?

Según desveló ayer el Arsenal, cada uno de los 12 clubs que pusieron en marcha la iniciativa compraron participaciones por valor de 8 millones de libras (unos 9′2 millones de euros).

En el caso de la Premier League y en el conjunto de los seis clubs fueron 48 los millones de libras invertidos (unos 55 millones de euros), que han servido en parte para crear la infraestructura de la competición, renegociar con las emisoras y los patrocinadores, y para pagar los honorarios legales. Es también una incógnita qué cantidad exacta se habían gastado de momento y cuánta han recuperado.

Según el diario inglés, quien quiera marcharse ahora tendrá que pagar una penalización económica que iría a parar a los bolsillos de los clubes que aún formen parte del proyecto.

Parece ser que en el acuerdo vinculante, del que tanto habla el presidente del Real Madrid, se fijó una cláusula de tres años mediante la cual ningún equipo podía dejar el torneo hasta entonces sin una multa. Por lo tanto, si esto es cierto, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Manchester United, Atlético de Madrid, Tottenham, Inter de Milán, Juventus de Turín y Milán, que han confirmado que no seguirán en la competición, tendrán que pagar.

Madrid y Barça se repartirían las indemnizaciones

Ahora mismo, los únicos que siguen dentro del proyecto al 100% son el Madrid y el FC Barcelona, que se repartirían el dinero de los conjuntos anteriormente mencionados. Si embargo, los clubes que dejaron el proyecto entienden que se ha abortado antes de empezar y que no les corresponde pagar nada. Ahora serán lo abogados los que deban negociar pero la penalización es algo que se da por seguro.

El Arsenal reveló ayer que efectivamente la penalización que debe pagar cada club onda los nueve millones de euros y se la repartirían Real Madrid y FC Barcelona.

El CEO del Arsenal, Vinai Venkatesham, declaró durante un foro organizado con hinchas del club que efectivamente esa multa “ronda los nueve millones de euros” y el director de los “Gunners”, Josh Kroenke, adelantó que los propietarios se encargarán de asumir esa deuda.

La deuda con JP Morgan

Por otra parte, los clubes de fútbol que impulsaron la Superliga habían acordado, a cambio de una inyección inicial de 3.525 millones de euros, devolver casi 6.100 millones en 23 años al banco de inversiones JPMorgan, según informa este viernes el semanario alemán “Der Spiegel”.

Según documentos internos a los que ha tenido acceso la publicación, éstos eran los términos acordados por los 12 clubes fundadores -de Reino Unido, Italia y España- en el contrato marco de 167 páginas de la Superliga.

Tras la aportación inicial de JPMorgan, los clubes se comprometían a pagar anualmente al banco un total de 264 millones de euros, incluyendo intereses, por un período total de 23 años.

El documento apunta además que la Superliga iba a “inyectar significativos nuevos recursos en el fútbol” y subraya que el 8 % de los ingresos televisivos, que estima en al menos 400 millones de euros anuales, iban a dedicarse a fines benéficos y solidarios.