Un “combate a muerte”, el desafío más sangriento para Mike Tyson

Esta propuesta extrema se la lanzó al boxeador una estrella de la UFC

Mike Tyson
Mike Tyson durante un entrenamiento. FOTO: Marlene Karas AP

Mike Tyson es uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos y hubo una época en la que su dominio era tan arrollador que parecía imposible derrotarlo. Pero siempre hubo quien estuvo dispuesto a desafiarlo y no solo boxeadores. Desde el mundo de las artes marciales mixtas (MMA) le llegó a Tyson, que en la actualidad tiene 54 años, una sangrienta propuesta.

El escritor Fiaz Rafiq cuenta en su libro de reciente publicación To The Top: Enter the Octagon, the Ring and Entertainment que en los años 90 se intentó organizar una pelea entre Tyson y el brasileño Royce Gracie, una de las estrellas de la UFC (Ultimate Fighting Championship) de artes marciales mixtas (MMA).

“Tyson fue desafiado por los hermanos Gracie, en particular Royce, a principios de la década de 1990. La percepción del campeón de UFC era que Tyson era el mejor boxeador del mundo, pero se negó a aceptar que Tyson era el mejor ‘luchador’. Los Gracie tenían razón. Habían estado venciendo a todos los participantes de varios estilos mucho antes de que se diseñara por primera vez el octágono. Y Royce no iba a descansar hasta que hiciera todo lo posible para provocar que el campeón de peso pesado aceptara una pelea real en un entorno sin restricciones. Para resolver el asunto de una vez por todas, Royce desafió formalmente al boxeador más temido de nuestro tiempo a una pelea hasta el final, y también lo hizo su hermano mayor Rickson”, escribe Rafiq.

La intención de los hermanos Gracie era hacer un “combate a muerte”, que solo acabaría cuando uno de los dos contrincantes cayera al suelo vencido por el dolor. Tyson entonces estaba en la cárcel después de haber sido condenado por violación y rechazó la propuesta.

Pero Gracie no se rindió y Rafiq asegura que volvió a intentarlo años después: “En 1997, el desafío de Gracie volvió a aparecer en los titulares, después de la publicación de un anuncio de una página en Men’s Health in America, en el que el campeón de UFC desafió una vez más al exboxeador de peso pesado ‘oficialmente’. ¡En cualquier lugar, en cualquier momento, sin reglas!”. Sin embargo, nunca se llevó a cabo”.

En el libro de Fiaz Rafiq también aparecen recogidas unas declaraciones de Royce Gracie sobre ese desafío y señala que el entorno de Tyson influyó para que el boxeador rechazara la pelea: “Si perdía una pelea, si sucedía, bueno, el boxeo ya estaba en declive en Estados Unidos, por lo que no hubiese sido bueno para el boxeo”.