Real Madrid

Todas las claves de la sanción de la UEFA por la Superliga: el pacto con los “traidores”

La UEFA pacta la “reinserción” con 9 equipos ‘arrepentidos’ de la Superliga y mantiene su amenaza a Barça, Madrid y Juventus

La UEFA mantiene su batalla contra los promotores de la Superliga
La UEFA mantiene su batalla contra los promotores de la SuperligaArchivoLa Razon

Aleksander Ceferin no parece dar marcha atrás en su amenaza contra los clubes que organizaron la SuperLiga. La competición que amenazaba con cambiar radicalmente el fútbol tal y como lo conocemos hasta ahora se derrumbó en apenas tres días por la presión social y la desbandada de los clubes ingleses. Pero la UEFA no perdona sin nada a cambio y amenaza con graves consecuencias a los ideólogos de la competición presidida por Florentino Pérez, a pesar de las advertencias de la FIFA.

Ayer, la UEFA anunciaba que ha aprobado “medidas de reintegración” para nueve clubes de la llamada “Superliga”, los que han dado marcha atrás. Según el organismo, estos han admitido que el proyecto fue una equivocación. “Estos nueve clubes reconocen y aceptan que el proyecto de la Superliga fue un error y piden disculpas a los aficionados, a las federaciones nacionales, a las ligas nacionales, a los demás clubes europeos y a la UEFA. También han reconocido que el proyecto no habría sido autorizado por los Estatutos y Reglamentos de la UEFA”, señaló en un comunicado, en el que también hace referencia a los tres “rebeldes” que se mantienen en la idea de crear un campeonato alternativo: el Real Madrid, el Barcelona y la Juventus, cuyos casos serán remitidos “a sus órganos competentes” y tomarán “las medidas que considere oportunas”.

Pero esta marcha atrás no va a salir gratis a estos clubes (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United, Manchester City, Tottenham, At. Madrid, Milan e Inter), no en vano aceptan ser multado con 100 millones de euros si vuelven a caer en la tentación de sumarse a la Superliga y si incumplen “cualquier otro compromiso que hayan asumido” con las competiciones continentales, la sanción ascendería entonces a 50 millones. Estos son los puntos clave del “pacto con los traidores” de la Superliga:

En particular, cada club acepta estos 8 puntos:

  1. Reconoce y acepta sin reservas el carácter vinculante de los Estatutos de la UEFA
  2. Mantiene su compromiso y participará en todas las competiciones de clubes de la UEFA de cada temporada para las que se clasifique por méritos deportivos
  3. Se reincorporará a la Asociación Europea de Clubes, que es el único organismo representativo de los clubes que reconoce la UEFA
  4. Tomarán todas las medidas a su alcance con vistas a poner fin a su participación en la empresa creada para formar y gestionar la Superliga y cesarán cualquier acción legal relacionada existente
  5. Como gesto de buena voluntad, y junto con los demás clubes, harán una donación por un total de 15 millones de euros, que se destinará al beneficio de los niños, los jóvenes y el fútbol de base en las comunidades locales de toda Europa, incluido el Reino Unido
  6. Estarán sujetos a la retención del 5% de los ingresos que hubieran recibido de las competiciones de clubes de la UEFA durante una temporada, que serán redistribuidos
  7. Aceptarán que se les impongan multas sustanciales si pretenden jugar en una competición no autorizada de este tipo (100 millones de euros) o si incumplen cualquier otro compromiso que hayan asumido en la Declaración de Compromiso de Club (50 millones de euros)
  8. Proporcionarán compromisos individuales a la UEFA en los que se aceptan todos los principios y valores establecidos en el Memorándum de Entendimiento de 2019 entre la UEFA y la Asociación Europea de Clubes

La UEFA quiso dejar claro también en su comunicado que el Barcelona, el Real Madrid y la Juventus no han aprobado lo que la UEFA llamó “medidas de reintegración” y serán remitidos a los órganos disciplinarios de la UEFA para recibir sanciones después de respaldar la nueva competición en gran parte cerrada. Vistas las sanciones que se acaban de anunciar todo es posible, incluida la expulsión de la Champions en próximas ediciones.

Las razones del Brexit futbolístico

Tras el órdago de la Superliga, la UEFA ya demostró que sí paga a traidores. Minutos después de que el presidente de la Juventus Andrea Agnelli admitiese que “no se puede hacer un torneo con solo seis equipos”, el diario francés ‘L’Equipe’ anunciaba que “la UEFA perfeccionará y corregirá el ‘fair play’ financiero” y daría a los clubes “más flexibilidad”.

“Debemos adaptar el ‘fair play’ financiero a las nuevas necesidades y proteger a quienes están invirtiendo en clubes, corrigiendo algunas de las injusticias que el FPP puede haber traído en algunas circunstancias. Lo haremos. Saldremos más fuertes de todo esto”, afirmaba Ceferin.

El presidente protegía así a equipos como Paris Saint-Germain , Manchester City o Chelsea, clubes gobernados por los petrodólares que han roto la banca en los últimos años con fichajes que disparaban los precios del mercado e incumplían claramente el “fair play financiero”.

Reacciones: “Es inaceptable”

El Barça, según adelanta Mundo Deportivo, tiene previsto emitir este sábado un comunicado sobre el anuncio de la UEFA aprobando medidas de reingreso para nueve de los 12 clubs que renunciaron al proyecto de la Superliga tras adherirse inicialmente y remitiendo a sus órganos disciplinarios a los otros tres que aún no lo han hecho: Real Madrid, Barcelona y Juventus.

El club azulgrana se mantiene en la línea de su último comunicado pero fuentes del club azulgrana, de todas maneras, explican que la posición del máximo organismo federativo es “inaceptable” y que se merecen “un respeto”. Insisten en que la UEFA está insultando a los clubs que le dan de comer y que están jugando con fuego. En aquel escrito ya dijeron que “El FC Barcelona (...) pide el máximo respeto para la masa social”.

Desde el Barcelona insisten en que salir ahora del proyecto de la Superliga no solucionaría los problemas económicos que tienen los clubs y ven necesario reconsiderar la fórmula inicialmente planteada para el torneo.

Barça y Real Madrid, grandes perjudicados

Cabe recordar que el Barça y el Real Madrid, fundadores de torneo, podrían haber recibido un ingreso inmediato de 350 millones y más de 600 en caso de haber ganado la Superliga, mucho más que los 100 aproximados actualmente por disputar la Champions. Eso sí, a esos más de 600 millones (casi 650 apuntan algunas fuentes) se llegaría ganando el título y siempre hablando de que fuesen Barça o Madrid. El resto de clubs tendrían un caché menor y descendente en función de su caché en el grupo de fundadores.

En cada edición había un botín de 7.200 millones de euros a repartir entre los 20 participantes. Y ahí entraba una ponderación según el valor de marca de cada club, su palmarés histórico, los resultados en cada temporada y partidas relacionadas con el marketing. Barça y Madrid estaban en lo más alto.

Queda claro que el dineral de la Superliga, según estaba pactado, no tenía nada que ver con lo que pueden embolsarse hoy en día llegando a lo más lejos en la Champions. Ante esta evidencia, la batalla parece que irá para largo.