Real Madrid

El plan de Zidane y su futuro en el Real Madrid

El entrenador francés ya tiene claro lo que va a hacer al acabar la temporada, según ha asegurado Telemadrid

Zidane y su futuro en el Real Madrid
Zidane y su futuro en el Real MadridKiko HuescaEFE

LaLiga está en juego y por eso Zidane despeja todas las preguntas que le hacen, y no son pocas, acerca de su futuro en el Real Madrid. Tiene contrato, pero tanto él como el club saben que eso no significa nada. Ya se fue una vez del banquillo y ya se retiró como jugador cuando aún tenía contrato en vigor. Sus decisiones no se atan a un papel sino a sus sensaciones, a sus proyectos o a lo que le pasa por la cabeza. Y eso es un misterio tremendo, que nadie, sólo sus más íntimos, conocen.

En el Real Madrid esperan, pero aún no se han movido para hacer ningún fichaje para el banquillo, mientras Zidane, la única pista que ha dado frente a las decenas de preguntas es que se lo va “a poner fácil” al Real Madrid. A partir de ahí, cada uno puede sacar sus conclusiones y todas están bien razonadas. Fácil es que se va para que haya un cambio y comience un nuevo ciclo con sangre nueva en el banquillo y también en el césped o fácil es que se queda y así el club no tiene que buscar un entrenador en tiempos de crisis económica.

Según Telemadrid: “El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, dejará de entrenar al equipo blanco cuando finalice la temporada, al margen de que consiga o no ser campeón de Liga”. Es una decisión que viene provocado porque la dos últimas temporadas han sido muy largas, llenas de adversidades y Zidane cree que necesita tomarse un tiempo de reposo y tomar aire. Además, puede pensar que lo que necesita el vestuario es un discurso nuevo para convencer a los futbolistas de volver a hacer un esfuerzo titánico como el de este curso.

Es verdad que con algunos jugadores la relación se ha enfriado, sobre todo con los que no juegan, como son Isco y también Marcelo, cuya ausencia en Granada sigue levantando rumores porque no ha sido bien explicada. El brasileño, según el club, no estaba en condiciones óptimas para jugar; según otras informaciones, hubo una discusión con Zidane. Marcelo no está a gusto con su rol en el equipo, suplente de Mendy y sin jugar en las citas importantes, pese a que el francés no estaba en las mejores condiciones físicas, como se ha visto después del partido contra el Chelsea en Londres. No está feliz Marcelo, pero su peso en el vestuario y en el once del equipo es menor. Ya no es un futbolista principal y su futuro está más lejos del Madrid que el de Zidane.

Ganar LaLiga, aunque está complicado, pueder ser un incentivo para que Zidane se quede; aunque también se puede pensar lo contrario: que perder el campeonato y acabar la temporada sin títulos puede ser un desafío para que el próximo curso Zidane decida seguir y no despedirse con un mal sabor de boca. No suele el Madrid confiar en los entrenadores que no ganan nada durante una temporada, pero el futuro de Zidane es una excepción: depende de Zidane.