Las lágrimas y el secreto sobre Raúl que Marcelo ha revelado en su despedida

El lateral brasileño ha dicho adiós al club blanco, el club de su vida, en un emotivo acto institucional. No ha podido evitar la emoción

Marcelo no ha podido evitar las lágrimas en su emocionante despedida institucional del Real Madrid, el club en el que ha hecho historia, con el que ha ganado más títulos que nadie superando a Gento y en el que deja un recuerdo imborrable por su carácter dentro y fuera del campo y por su capacidad para ser un futbolista decisivo desde la banda izquierda. “Me había prometido a mí mismo poder hablar con normalidad”, ha dicho cuando ha visto que no iba a poder cumplirlo.“Quiero agradecer al Real Madrid, el mejor del mundo. He despertado cada día con una sonrisa”, ha asegurado el ya ex futbolista del Real Madrid cuando las lágrimas le han dejado decir su discurso. Lo que ha vivido es un sueño, más incluso que lo que se atrevió a soñar: “Cuando salí de Brasil tenía en mente jugar la Champions. Hoy salgo de aquí como el jugador con más títulos del Real Madrid”.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, tuvo palabras muy bonitas para el futbolista: “Rendimos un homenaje apasionado a nuestro gran capitán, al niño que se hizo hombre en el Real Madrid. Hablamos de una leyenda, del jugador con más títulos en la historia del Real Madrid. Hablamos de Marcelo. Querido Marcelo, has culminado todos los sueños. Lo has ganado absolutamente todo. Un total de 25 títulos. 564 partidos y 38 goles. Eres sin duda uno de los mejores laterales de la historia del fútbol mundial. Eres un jugador irrepetible. Tu fantasía y felicidad han sido claves para la conquista de los títulos”, ha asegurado el presidente del club en el comienzo del emotivo acto de adiós al capitán del primer equipo. “Debes sentirte orgulloso por todo lo que tus seres queridos han podido disfrutar. Quiero tener unas palabras de gratitud para toda tu familia. También para tu querido abuelo pedro, que te llevaba a entrenar”

Ha sido un Marcelo emocionado y muy agradecido a todo lo que ha vivido, sobre todo a las personas que han convivido con él 16 años, pero que no salen en los medios, todos lo que hacen un trabajo invisible para que todo funcione: “Gracias a mis compañeros, entrenadores. Pero sobre todoa lso utilleros, a la seguridad, a la gente que trabaja por detrás y tiene el trabajo sucio. Yo quiero resaltar su trabajo, porque yo solo me dedico a jugar y siempre lo tenía todo listo. Quiero dar las gracias a mi mujer, porque ha estado siempre a mi lado desde que empecé a jugar al fútbol. Si soy lo que soy hoy es por ti Clarice”.

Y ha tenido un emocionante recuerdo para Raúl, que estaba en la despedida y con el que coincidió tantos años en la primera plantilla: “Voy a contar algo que nunca he contado. Quiero dar las gracias a Raúl, que está ahí sentado. Me ayudaste mucho cuando llegué y cuando nació mi hijo Enzo nunca olvidaré. que me hiciste un regalo, con muchas cosas para el bebé, y me diste muchos consejos. Siempre fuiste muy cariñoso, tú y tu familia, y nunca lo olvidaré y siempre quise seguir tu ejemplo”.

Marcelo, en la conferencia de Prensa, ha hablado de Roberto Carlos: “Decíais que yo era su sustituto, pero yo quise hacer mi historia, ser Marcelo, cada uno tiene su estilo. Para mí, no ha habido ningún lateral izquierdo como Roberto Carlos, es el mejor de la historia. Yo estoy haciendo mi historia, que todavía no ha terminado”. Ha asegurado que se siente un canterano y sabe cómo funciona Valdebebas. “El futuro del Madrid ya se ve que es prometedor”, ha repetido.

Marcelo no se va a retirar: “No he pensado en retirarme. Puedo jugar y bien. No va a ser ningún problema jugar contra el Real Madrid. Si un día me toca, soy muy profesional además de madridista. No habría problema”, ha añadido el futbolista, que ha reconocido el papel de su abuelo en su vida: “Mi abuelo ha tenido culpa gigante de todo esto. Me llevaba a entrenar de pequeño, apostaba por mí y me dejó libre para hacer lo que quería. Eso me hizo madurar antes de lo normal. Vine al Real Madrid con 18 años y creía que era maduro, pero veo a los que tienen 18 ahora y me doy cuenta de que no tenía ni idea de nada”.

Ha reconocido el papel de la suerte: “De no tener lesiones, de elegir una jugada para que acabe en gol, de no tener lesiones. Se puede tener talento, pero sin suerte”. Además, ha añadido lo que deja en el Madrid: “Humildad y saber dónde estás. He ganado cinco Champions, he jugado cuatro finales y la última no la jugué, pero fue en la final en la que me sentí más importante, porque tuvo una charla de cinco minutos con Rodrygo y antes con Militao y Valverde. Es bonito jugar, marcar un gol, es bonito, pero fue muy bonito tener la charla con los chavales. Eso es el legado que quiero dejar: que los jóvenes entiendan que todo es posible”.

Sí que ha hablado con los entrenadores cuando no jugaba, pero “quien decide es el entrenador. Podemos hablar, cada entrenador tiene su visión y el entrenador la suya, pero cada uno entiende el fútbol. Pero este año he entendido que el protagonismo es de todos. A lo mejor he sido egoísta hablando para querer jugar. Si no me afecta jugar o no jugar, entonces tengo un problema y debería retirarme”-

Le han preguntado si se merecía un año más al ser una leyenda: “No me siento una leyenda, me siento un jugador que quiere cumplir y objetivos y ganar cosas. No hay ningún problema en salir del equipo. El mundo no se acaba, no voy a dejar de vivir, hay cosas muy bonitas. Hoy es un día de alegría, no salgo enfadado, siempre voy a ser un aficionado del Madrid y no podía estar de aquí sin aportar, salir por la puerta principal, mirando y saludando a todos. Quedarme por pena no iba a pasar”.