El ejercicio que no requiere esfuerzo, acelera el metabolismo y nos hace perder grasa incluso sentados

Una investigación de la Universidad de Houston demuestra que una especial de flexión del sóleo quema glucosa y grasa durante horas

flexión del sóleo
flexión del sóleo FOTO: Archivo La Razón

Nos nos engañemos, perder esos kilos de más es la motivación de muchos de los que deciden comenzar a hacer ejercicio. Encontrar a toda costa el deporte que quema más calorías es la prioridad de aquellos que quieren perder peso y ver en números lo que luego supuestamente se traducirá en una pérdida de grasa corporal. Para lograr nuestro objetivo de estar en forma, el sentido común nos dice que tenemos que machacarnos en el gimnasio. Pero ¿Y si te dijeran que un sencillo ejercicio que no requiere esfuerzo puede acelerar nuestro metabolismo y hacernos perder grasa incluso sentados?.

Pues eso es exactamente lo que acaba de descubrir una reciente investigación de la Universidad de Houston, en Estados Unidos. ¿La clave? activar el sóleo.

Pasar muchas horas sentados al día puede producir abundantes problemas de salud, como sobrepeso y obesidad. Pero un estudio ha descubierto que un sencillo ejercicio asociado al músculo sóleo, reactiva el metabolismo y quema grasas, incluso estando sentados. El sóleo es uno de los 600 músculos del cuerpo humano. Abarca desde la rodilla hasta el tendón de Aquiles, en el talón, y su correcta activación puede hacer mucho por la salud del metabolismo, según el estudio. Se encuentra situado en la pantorrilla, detrás del gastrocnemio, que es el músculo grande que está más cercano a la superficie conocido también como gemelos.

El autor del trabajo es el profesor de Salud y Rendimiento Humano de esa casa de estudios Marc Hamilton, el mismo que impulsó la noción que indica que “no es lo mismo estar sentado demasiado que hacer muy poco ejercicio”. Su nuevo descubrimiento es realmente innovador y se estima que puede cambiar el estilo de vida sedentario de la mayoría de las personas.

El experto señaló que el músculo sóleo de la pantorrilla, aunque solo significa el 1% del peso corporal, puede hacer grandes cosas para mejorar la salud metabólica en el resto de su cuerpo si se activa correctamente. La “flexión del sóleo” (SPU, por sus siglas en inglés) eleva de manera efectiva el metabolismo muscular durante horas, incluso mientras se está sentado.

“Nunca soñamos que este músculo tiene este tipo de capacidad. Ha estado dentro de nuestros cuerpos todo el tiempo, pero nadie investigó cómo usarlo para optimizar nuestra salud, hasta ahora”, dijo Hamilton.

Un sencillo ejercicio

Durante el estudio, 25 personas, tanto sendentarias como activas, realizaron un ejercicio llamado flexión del sóleo, que consiste en permanecer sentados y levantar el talón del suelo, sin levantar la punta del pie.

Es decir, mientras se está sentado con los pies apoyados en el suelo y los músculos relajados, el talón se eleva mientras la parte delantera del pie permanece fija. Cuando el talón llega a la parte superior de su rango de movimiento, el pie se suelta pasivamente para volver a bajar. El objetivo es acortar simultáneamente el músculo de la pantorrilla mientras que el sóleo es activado naturalmente por sus neuronas motoras, explicó el investigador.

Si bien el movimiento SPU puede parecer caminar (aunque se realiza sentado), es exactamente lo contrario, según los expertos que participaron del estudio. Al caminar, el cuerpo está diseñado para minimizar la cantidad de energía utilizada, debido a cómo se mueve el sóleo. El método de Hamilton lo invierte y hace que el sóleo use la mayor cantidad de energía posible durante un período prolongado.

La investigación de Hamilton fue publicada en la revista iScience y sugiere que la capacidad de la flexión del sóleo para mantener un metabolismo oxidativo elevado para mejorar la regulación de la glucosa en la sangre es más eficaz que cualquier método popular actualmente promocionado como una solución, incluido el ejercicio, la pérdida de peso y el ayuno intermitente. El metabolismo oxidativo es el proceso mediante el cual se utiliza oxígeno para quemar metabolitos como la glucosa en sangre o las grasas, pero depende, en parte, de las necesidades energéticas inmediatas del músculo cuando está trabajando.

Las biopsias musculares revelaron que había una contribución mínima de glucógeno para alimentar el sóleo. En lugar de descomponer el glucógeno, el sóleo puede usar otros tipos de combustibles, como la glucosa y las grasas en la sangre. El glucógeno es normalmente el tipo predominante de carbohidrato que alimenta el ejercicio muscular.

“La dependencia más baja de lo normal del sóleo en el glucógeno lo ayuda a trabajar durante horas sin esfuerzo y sin fatigarse durante este tipo de actividad muscular, porque existe un límite definido para la resistencia muscular causado por el agotamiento del glucógeno”, agregó. “Hasta donde sabemos, este es el primer esfuerzo concertado para desarrollar un tipo especializado de actividad contráctil centrada en la optimización de los procesos metabólicos humanos”.

Duplicar la quema de grasa sin esfuerzo

Cuando se probó la SPU, los efectos de todo el cuerpo sobre la química sanguínea incluyeron una mejora del 52% en la variación de la glucosa (azúcar) en la sangre y un 60% menos de requisitos de insulina durante tres horas después de ingerir una bebida con glucosa. El nuevo enfoque de mantener en marcha el metabolismo del músculo sóleo también es efectivo para duplicar la tasa normal de metabolismo de las grasas en el período de ayuno entre comidas, reduciendo los niveles de grasa en la sangre (triglicéridos VLDL).

La intención de los investigadores es realizar nuevas publicaciones para instruir a las personas para que aprendan correctamente este singular movimiento, pero sin el sofisticado equipo de laboratorio utilizado en este último estudio. Hamilton y su equipo destacaron que su trabajo no es un nuevo método de entrenamiento físico o dieta, es un potente movimiento fisiológico que aprovecha las características únicas del sóleo.

Un descubrimiento revolucionario

Hamilton lo llama el “estudio más importante” jamás completado en su laboratorio de Metabolic Innovations en la Universidad de Houston y estimó que su descubrimiento podría ser una solución a una variedad de problemas de salud causados por pasar horas todos los días viviendo con un metabolismo muscular demasiado bajo, causado por la inactividad.

Aún no existe un “fármaco que se acerque a aumentar y mantener el metabolismo oxidativo de todo el cuerpo en esta magnitud”, dijo. Un potente método fisiológico para magnificar y mantener el metabolismo oxidativo del sóleo mejora la regulación de la glucosa y los lípidos. El músculo oxidativo lento, sobre todo el sóleo, está inherentemente bien equipado con la maquinaria molecular para regular los sustratos sanguíneos. “Descubrimos que el músculo sóleo humano podría elevar el metabolismo oxidativo local a niveles altos durante horas sin fatiga, durante un tipo de actividad predominantemente en el sóleo mientras está sentado, incluso en voluntarios no aptos. Las biopsias musculares revelaron que había un uso mínimo de glucógeno”, dijeron los expertos.