MENÚ
miércoles 21 agosto 2019
06:29
Actualizado

Rudy Fernández: "Las competiciones no piensan en los jugadores"

  • Rudy Fernández: "Las competiciones no piensan en los jugadores"

Tiempo de lectura 4 min.

14 de febrero de 2019. 02:12h

Comentada
Mariano Ruiz Díez Madrid. 14/2/2019

Pasado el susto del golpe en el ojo derecho ante el Baskonia, Rudy (4-4-1985, Palma de Mallorca) persigue su sexto título de Copa. Es el único jugador del torneo que ha sido nombrado tres veces MVP.

¿Recuerda la primera vez en 2004?

Sí, porque fue sorprendente para todos. Aquel Joventut era un equipo muy joven y dirigido por Aíto, uno de los mejores entrenadores que he tenido. Ganamos la semifinal a un muy buen Barça y perdimos la final con aquel Tau, que era un gran equipo.

En 2008 ya ganó el título...

Teníamos más experiencia, jugadores de la cantera como Ricky, Pau Ribas, Pere Tomás, yo... y unos fichajes muy acertados. Éramos un equipo muy completo. Ganamos la Copa y la ULEB Cup. Fue un año increíble para el Joventut.

Y el más reciente, en 2015, ya con el Madrid...

Fue un premio a nivel individual que reflejó el trabajo de todo el equipo en la pista.

¿Cuál fue el peor momento?

Quizá el año pasado que se nos escapó la final ante el Barça por detalles. Luchamos pese a las lesiones, pero no hubo recompensa.

¿Cómo llegan usted y el equipo?

Está siendo una temporada muy, muy larga. Competimos bien en ACB, que estamos segundos, y en Euroliga, que vamos terceros. Eso quiere decir que estamos arriba y es lo más importante. Y a nivel personal estoy contento, estoy bien y ayudo en todo lo que puedo. El Estudiantes seguro que plantea un partido muy duro porque no tienen nada que perder. Tendremos que dar nuestra mejor versión.

¿Condiciona jugar los cuartos a última hora del viernes y no tener ni 24 horas de descanso antes de la hipotética semifinal?

Visto lo visto y cómo se está desarrollando todo, los jugadores no tenemos nada que ver en este tipo de cosas. Cada vez nos ponen más partidos, hay más equipos, nos ponen los partidos más tarde... Bueno, no tenemos voz. No tenemos el descanso que deberíamos tener y luego llegan las lesiones, pero... Las quejas nuestras se quedan en nada. Intentamos luchar, pero las competiciones sólo piensan por ellos, no piensan en los jugadores. Nosotros nos dedicamos a jugar, que es lo más importante. Tratamos de ofrecer espectáculo, pero con tantos partidos, tantas competiciones... Se nos hace duro no sólo físicamente, también mentalmente.

¿Qué piensa al ver el calendario y que si todo va bien jugará más de 80 partidos?

Es una temporada NBA en el número de partidos, pero yo, que lo he vivido, es muy diferente a la NBA porque allí tienen casi seis meses de vacaciones. Nosotros, con la selección, se queda en un mes. Yo es cierto que los dos últimos veranos he tenido dos meses de descanso y eso el cuerpo y la mente lo agradecen. Más descanso haría mejores a las competiciones, pero eso muchos no lo ven. Yo, con 33 años, me baso un poco en eso, en poder descansar y tener los parones idóneos para mi cuerpo.

¿Se agradece incluso que el entrenador le deje fuera en algún partido?

No es lo habitual, pero sabiendo que el jugador lo que quiere siempre es jugar, contamos con una experiencia en competiciones tan largas que Pablo lo lleva muy bien. La suerte es que aquí somos 16 jugadores.

¿Se ve dando guerra como Felipe Reyes hasta los 40?

Visto lo visto, lo exigente que es la temporada, tengo que pensar año a año, no día a día. El año que viene acabo contrato, pero depende de cómo vaya, de cómo me sienta, lo alargaré, lo pararé... Veremos. Ahora estoy disfrutando con el equipo y disfrutando con la familia y eso es lo más importante. Este verano estoy en un principio a disposición del seleccionador porque me siento bien. Mi prioridad es poder ir al Mundial y clasificarnos para los Juegos.

¿Cambia mucho el vestuario con el paso de los años?

Sí porque hay muchos padres primerizos y otros esperamos el segundo. Hay un baby-boom. Eso también quiere decir que tenemos una edad, que somos capaces de desconectar del baloncesto muchas veces y podemos hablar de otras cosas, de las familias, de los niños... Eso ayuda a jugar mejor. Aquí somos una familia. Estamos todo el día juntos y el equipo sabe que la familia es importante porque son parte de los títulos.

Últimas noticias