Deportes

Vuelta a San Juan

El papa Francisco “bendice” a Jakobsen

El neerlandés se impone en la segunda etapa de la Vuelta a San Juan en la meta situada junto al pabellón dedicado al pontífice

Jakobsen se impone a Gaviria en el esprint
Jakobsen se impone a Gaviria en el esprintRoberto Bettini / SprintCyclingAAgencia EFE

Fabio Jakobsen se sacó la espina que le dejó la primera etapa de la Vuelta a San Juan con una victoria decidida por milímetros ante el dueño histórico de los esprints de esta carrera, el colombiano Fernando Gaviria. No hubo despistes esta vez, ningún favorito se perdió camino de la meta y el neerlandés culminó el trabajo de su equipo, el Soudal Quick Step en una llegada tan apretada que ni siquiera le dio tiempo de levantar los brazos. “Sentí miedo, no me sentía seguro”, dijo sobre lo sucedido en la primera etapa, cuando él se marchó por la izquierda en un bulevar mientras la carrera seguía por la derecha.

A su lado en Jáchal llegaba Fernando Gaviria, remontando y con aparente ventaja, pero el último golpe de riñón de Jakobsen le dio la victoria en la etapa más larga de la carrera. 201 kilómetros entre Valle Fértil y San José de Jáchal en un camino caldeado por los 35 grados del verano austral hacia la línea de meta situada junto al pabellón que lleva el nombre del Papa Francisco. Inaugurado poco después de la fumata blanca que anunciaba su elección como guía del cristianismo. Allí quedó bendecido Jakobsen.

El neerlandés llegó a Argentina rodeado por el mejor “treno” para preparar el esprint. Tan bueno que sin él, su lanzador, Morkov, había sido segundo en la primera etapa. Un grupo incomparable para las llegadas masivas. “Creo que somos la combinación más rápida que puede haber”, dice el ganador de la etapa orgulloso de que Remco Evenepoel le marcara el camino en los últimos kilómetros. “Tiene una clase increíble, me ha llevado hasta el final de una manera impresionante, es un honor que el arcoíris trabaje para mí”, explica.

A su lado, sus rivales tienen que tirar de imaginación, de calidad y de instinto para superarlo. Y a punto estuvo de hacerlo Gaviria, un ciclista que aspira a renacer con la camiseta del Movistar y que parece en el buen camino. “No ha sido mi mejor esprint de los últimos tiempos porque no he ganado”, admite.

Pero el colombiano se muestra feliz por lo arropado que se siente en Movistar. “Contento con el rendimiento del equipo y con el cambio que ha hecho, de estar mirando para escaladores a apoyarme en el esprint”, dice. “El equipo ha puesto todos los corredores a disposición. Han hecho un cambio bastante grande, desde Eusebio [Unzué] ya con la tentativa de contratación a estos dos días aquí. No tenemos un treno potente, pero ponemos a todos los corredores para trabajar, para controlar la carrera. Estoy contento”, reconoce

Y por detrás de ellos llegaba el español Jon Aberasturi. Una sorpresa vestida con el rojo del Trek que se coló en el esprint por delante de especialistas como el líder de la carrera, Sam Bennett, o del tres veces campeón del mundo Peter Sagan.

Una cantidad de velocistas que hace que Jakobsen compare el nivel de las llegadas de la Vuelta a San Juan con las del Tour de Francia. “Somos nueve equipos World Tour, estamos todos, los esprints tienen un nivel muy alto, una velocidad muy alta y es prácticamente como el Tour de Francia”.