MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
07:02
Actualizado

El peor año de Diego Costa

La investigación por fraude fiscal se une a su escaso rendimiento en el Atlético y a la sanción de ocho partidos por su expulsión en el Camp Nou

  • Diego Costa está siendo investigado por fraude fiscal
    Diego Costa está siendo investigado por fraude fiscal /

    Rodrigo Jimenez / EFE

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2019. 19:44h

Comentada
Domingo García.  17/4/2019

Diego Costa regresó al Atlético para ser feliz, pero le está costando. A su falta de acierto en el campo –sólo ha marcado cinco goles entre todas las competiciones– se unen las sanciones deportivas y no deportivas. La última es la denuncia de la Agencia Tributaria por fraude fiscal, según publica «El Mundo». Hacienda le acusa de defraudar 1.117.272 euros por los derechos de imagen del contrato firmado en 2014 con Adidas. Ese año el mejor de su carrera deportiva, ganó la Liga y fue finalista de la Champions con el Atlético y después se marchó traspasado al Chelsea y ahí radican las diferencias entre la declaración presentada por el jugador y el criterio de Hacienda. Diego Costa y sus asesores consideran que el futbolista era residente en Reino Unido en ese ejercicio. Hacienda considera que era residente en España, donde vivió más de medio año.

La temporada para Diego Costa nació bien. En la Supercopa de Europa, el primer partido oficial del curso, marcó dos goles que sirvieron para derrotar a Real Madrid. El curso se empezó a torcer con la primera convocatoria de la selección. Luis Enrique contó con él para su primer compromiso como entrenador de la Roja, pero Costa renunció por el nacimiento de su hija. Nunca más ha vuelto a contar para el seleccionador. En el entorno de la Roja no sentó bien que en aquellos días, mientras el equipo nacional estaba entrenándose en Las Rozas, el jugador se ejercitara con el Atlético a pocos kilómetros de distancia, en Majadahonda.

Aspas, Morata y Rodrigo se convirtieron a partir de entonces en los delanteros habituales de Luis Enrique, que también ha contado con Alcácer y con Jaime Mata, que se estrenó en la última convocatoria, pero no ha habido hueco para Costa. Su rendimiento tampoco ha dado muchos argumentos al técnico asturiano para cambiar de opinión. En la Liga de Campeones su único gol llegó en el estreno de la competición contra el Mónaco. En Liga marcó uno al Huesca y otro al Barcelona el 24 de noviembre del año pasado. Su último gol hasta el momento.

Y esta temporada no va a marcar más, porque se lo impide la sanción de ocho partidos que le impuso el Comité de Competición y que ratificó el de Apelación por su expulsión en el Camp Nou. Esa sanción es la que preocupa en el club, que considera exagerado el castigo. «Es desproporcionada para lo que ha hecho. Ocho partidos no se los han metido a nadie por algo así», se lamenta el presidente del Atlético, Enrique Cerezo. «Otra cosa es que el jugador no deba insultar ni hacer nada que esté fuera de los parámetros normales», añade el mandatario rojiblanco.

Esa sanción le impedirá jugar ya hasta la próxima temporada, pero en el Atlético sigue contando con él. Costa era el delantero que quería Simeone el año pasado para completar el equipo y el técnico argentino sigue contando con él. Lo ha hecho compatible con Morata y, en ocasiones, han jugado los dos junto a Griezmann. El Cholo es consciente de que no hay un delantero en el mundo que interprete mejor el juego del Atlético que Diego Costa. Ya se hizo imprescindible después de que estuviera en la puerta de salida en su primera época. Ahora quiere volver a ser imprescindible para Simeone.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas