Fútbol

Laporta intentó la vuelta de Neymar pero un jeque lo frenó con una millonaria transferencia a su padre

El presidente del Barcelona envión dos emisarios a París para negociar su fichaje, según RAC1

Lionel Messi y Neymar , durante un entrenamiento del PSG
Lionel Messi y Neymar , durante un entrenamiento del PSGFrancois MoriAP

Joan Laporta tuvo un objetivo claro una vez llegó a la presidencia del Barça. Además de retener a Messi, algo que finalmente no pudo lograr, quería intentar el fichaje de Neymar, para que el brasileño volviera a Barcelona.

Así lo ha hecho público ‘El Món a RAC1’, que ha desvelado este lunes que el presidente azulgrana envió dos emisarios a París para convencer al jugador y empezar el asalto al delantero del PSG, siempre reacio a dejar escapar a sus jugadores.

Según la misma información, Neymar confesó a los enviados de Laporta que “se moría de ganas” de volver a Barcelona, donde esperaba poder jugar de nuevo con su amigo Leo Messi. Finalmente cumplió el sueño pero en París. Y es que el brasileño no se movió de la capital francesa a pesar de estar loco por volver al club catalán.

Parece ser, tal y como desveló el periodista Jordi Basté, que uno de los jeque del PSG, que conocía el interés del Barcelona, transfirió 20 millones de euros a la cuenta del padre del jugador. Un dinero que parece ser que no salió de las cuentas del club galo.

Posteriormente, en mayo, Neymar, que acababa contrato en 2022, renovó su vinculación con el PSG hasta el 2025, por lo que se cerró definitivamente su posible salida del conjunto francés.

Hacia el final de la temporada, el Barça empezó a negociar la renovación de Messi, teniendo ya en cuenta los resultados preliminares de las auditorías, pero cuando el acuerdo parecía cerrado, a principios de agosto, el club sorprendió al anunciar que el argentino no seguiría en la disciplina del equipo por la difícil situación financiera de la entidad y las complicaciones para inscribirle en LaLiga.

El resto de la historia ya se sabe: Neymar siguió en París y vio como el PSG reforzaba la plantilla con Sergio Ramos y Leo Messi, ambos libres.

La operación de Laporta para traer al brasileño se llevaba perfilando desde el pasado mes de mayo y el presidente culé se planteó incluso la inclusión de Dembélé o Coutinho en la operación para rebajar considerablemente su costo.

En aquel momento, Laporta consideraba su llegada como una inversión a nivel económico. Y es que más allá de su astronómico precio, genera más de lo que cuesta. Tratándose de patrocinio, es el tercer futbolista que más dinero mueve del mundo: con unos ingresos cerca de 15 millones al año, según Forbes. Solo le superan Messi (29 millones) y Cristiano Ronaldo (44 millones).

De esta manera, contar con Messi y Neymar convertiría nuevamente al Barça en un imán para las marcas, y le serviría la mesa para renegociar nuevamente los contratos con los patrocinadores al alza.

Otro factor que fue tenido en cuenta por el equipo de Laporta fue el hecho de que el astro brasileño sea muy activo en las redes sociales, sacándole el mayor partido a su imagen por esas vías. En Instagram cuenta con más de 144 millones de seguidores, lo cual permitiría al Barça llegar también a nuevos nichos de mercados a través de estas plataformas digitales.

Todo quedo en nada...