Deportes

Marc Márquez: 65 vueltas para confirmar que está listo para el test de Sepang

El piloto del Repsol Honda no se ha resentido de sus problemas de visión doble que le apartaron de las últimas carreras de la temporada 2021

Marc Márquez volvió a subirse a una moto en el circuito de Portimao
Marc Márquez volvió a subirse a una moto en el circuito de Portimao FOTO: Repsolmedia

La recuperación de Marc Márquez va por buen camino y cada vez más rápido. El de Cervera va dando pasos cada vez más grandes para olvidar su lesión en el nervio óptico y ponerse a punto para la temporada que arranca el 6 de marzo en Qatar. Su última carrera fue la victoria en el Gran Premio de Emilia Romagna, el 24 de octubre de 2021, y desde entonces no había podido subirse en una moto en un circuito. Lo ha hecho por fin este fin de semana, en Portimao, donde ha dado 65 vueltas con una Honda de calle.

Los doctores que llevan la recuperación de sus problemas de visión doble le dieron el visto bueno para que entrenase en motocross y querían que se probara también en un circuito, haciendo una tanda muy larga para confirmar si el ojo le aguantaba al agotarlo con muchas vueltas.

Marc Márquez completa un positivo día de test en Portimao

Las sensaciones fueron muy positivas y por eso Marc está mucho más cerca de poder participar en los primeros test de pretemporada, que serán en Sepang el 5 y 6 de febrero. Parece que Márquez podrá estar allí y ponerse al mismo nivel que el resto de sus rivales de cara al curso 2022, donde espera recuperar el trono de campeón del mundo de MotoGP.

“Me siento muy feliz, primero por volver a subirme a una moto en la pista y también porque hemos podido confirmar las sensaciones que tuve haciendo motocross. Es una gran sensación, una sensación de alivio porque cuando he pilotado no he tenido ninguna molestia con la visión. Como hacía tiempo que no me subía a una moto, he notado que me falta un poco en algunos aspectos físicos, pero esto se debe a que no he podido tener una pretemporada habitual. Hay margen para mejorar, pero lo positivo y lo fundamental de esta prueba ha sido reconfirmar la sensación que teníamos cuando nos subimos por primera vez a la moto de motocross y disfrutar de la sensación de velocidad. He completado una intensa jornada de test con tandas largas, así que estoy muy contento con el resultado. Nos quedan dos semanas para que empiecen los test en Sepang, así que aprovecharé para intensificar mi preparación física y entrenar en moto”, confesaba el del Repsol Honda, que por fin puede ponerse en marcha de verdad.

La diplopia que ha sufrido (visión doble por una contusión en el nervio óptico) ha vuelto a ponerlo contra las cuerdas tanto en el aspecto físico como en el mental. Unos meses muy duros en los que en algún momento llegó a temer que la recuperación no se produjese del todo. Se optó por el tratamiento conservador y es un proceso muy largo y tedioso, aunque al menos le evitó pasar por el quirófano.

Este percance se une al de la fractura de húmero que le hizo perderse muchos meses de competición y, prácticamente, dos temporadas. Demasiados contratiempos que no acaban de permitirle pilotar en plenitud. Ahora le toca reinventarse para alcanzar el nivel de antes de las lesiones y seguir sumando títulos a su palmarés.