Deportes

¿Qué es la diplopía que sufre Marc Márquez y por qué se produce?

El problema de visión doble ya le tuvo cinco meses de baja hace 10 años

Marc Márquez
Marc Márquez FOTO: FILIP SINGER EFE

Marc Márquez no participará en la última prueba de la temporada este próximo fin de semana, ni tampoco en los test de Jerez, programados para el 18 y 19 de noviembre, ya que no está recuperado de la contusión en la cabeza que sufrió la pasada semana mientras se entrenaba, según anunció su equipo, Repsol Honda.

Cuando se estaba recuperando de las molestias en el brazo derecho fruto de la fractura que se produjo en el húmero en Jerez 2020 y las tres operaciones posteriores, al catalán se le ha reproducido la que hasta entonces era la lesión más grave de toda su trayectoria: la visión doble que se produjo el 21 de octubre de 2011 en unos entrenamientos en Malasia.

“La exploración realizada a Marc Márquez tras el traumatismo que se produjo, ha confirmado que el piloto presenta diplopía (visión doble) y ha puesto de manifiesto una parálisis del cuarto nervio derecho con afectación del músculo oblicuo superior derecho. Se ha optado por realizar un tratamiento conservador con controles periódicos para seguir la evolución clínica. Este cuarto nervio derecho es el que ya se lesionó en el año 2011″, explicó el doctor Bernat Sánchez Dalmau, oftálmologo del Hospital Clínic de Barcelona.

Hace 10 años, el de Cervera se estaba jugando el título de Moto2 y sufrió un fuerte accidente. No se sabía exactamente qué tenía pero su vista no estaba bien. Tuvo que renunciar a correr en Sepang y en Valencia y el título fue para Stefan Bradl. Después de consultar con varios especialistas, su mánager, Emilio Alzamora, encontró al doctor Bernardo Sánchez Dalmau, del hospital Clinic de Barcelona, quien le trató y, luego, operó el 16 de enero de 2012. El diagnóstico: “Edema periorbitario que con resultado de una diplopía vertical y secuencial”. Marc reapareció varios meses después. ¿Pero en qué consiste esta dolencia y cómo se trata?

¿Qué es la diplopía?

La diplopía es una alteración visual que consiste en la percepción de visión doble. Esta alteración de la visión puede ser horizontal, diagonal u oblicua en función de como aparecen las imágenes (encima, al lado o debajo del objeto) . Además, puede afectar a los dos ojos (binocular) o a uno solo (monocular), según se explica en la web del Institut Català de Retina.

  • La visión doble o diplopía es un síntoma bastante llamativo que puede estar provocado por varias causas de naturalezas muy distintas.
  • La superposición de las imágenes en la visión doble puede producirse de manera horizontal, vertical u oblicua.
  • Puede ser binocular, es decir que desaparezca al cerrar uno de los dos ojos, o monocular, es decir, que persista al cerrar un ojo de manera alterna.
  • Dentro de las causas podemos encontrar desde alteraciones estructurales del ojo, como pueden ser problemas de refracción, cataratas, patologías retinianas, etc., o enfermedades que causen una desalineación de los ojos como lo son los estrabismos descompensados, enfermedades neurológicas, como parálisis de nervios oculomotores e incluso problemas tiroideos y musculares.
  • El tratamiento dependerá de la causa. Si la causa está en el ojo se valorará el tratamiento. Si es una diplopia binocular (por desalineación ocular) se puede valorar desde la observación, uso de prismas, toxina botulínica hasta la cirugía.

La diplopía o visión doble se puede presentar en cualquier momento de la vida. Los niños pueden padecer patologías que produzcan visión doble, o incluso en el caso del estrabismo, cuando se está instaurando, en momentos agudos si se produce una descompensación de manera muy rápida, se pueden dar episodios de visión doble. Sin embargo, las desviaciones provocadas por estrabismos, en especial en edad infantil, con el paso del tiempo el cerebro tiende a compensarlas, y la visión doble no se establece. Si hay desviación desde la infancia, cuando se llega a la edad adulta, no suelen presentar visión doble.

Causas

Las causas se dividen según el tipo de visión doble (monocular o binocular).

VISIÓN DOBLE MONOCULAR. La visión doble monocular suele estar provocada por causas estructurales a nivel del ojo y muy pocas veces está relacionada con alteraciones neurológicas. Algunas de las causas pueden ser:

  • alteraciones a nivel del ojo, como pueden ser problemas de graduación, es decir que el paciente necesite gafas y no lleve corrección, en cuyo caso se corregirá utilizando las mismas.
  • problemas a nivel del cristalino, como puede ser una catarata, que produzca la visión doble en ese ojo;
  • Enfermedades cornéales como puede ser alguna cicatriz u opacidad de la cornea.
  • o alteraciones a nivel de la retina, como las membranas epirretinianas, que son membranas que crecen sobre la retina.

En todos estos casos de alteraciones estructurales del ojo, si dichas alteraciones pueden corregirse, se resuelve el problema de visión doble.

VISIÓN DOBLE BINOCULAR. En el caso de la visión doble binocular, puede tener como causa una alteración neurológica o problemas a nivel de la musculatura ocular. Algunas de las causas pueden ser:

  • Un estrabismo, que puede ser un estrabismo descompensado, es decir, una desviación de los ojos que tenga el paciente desde la infancia y que se descompense en la edad adulta;
  • Alteraciones neurológicas, como paresia o parálisis de los nervios intracraneales (nervios que llevan la información a los músculos y que pueden sufrir infartos, lo que paraliza dichos músculos y provoca una desalineación ocular que conduce a la visión doble);
  • Alteraciones en el sistema nervioso central, que producen una desalineación de los ojos y, por lo tanto, visión doble; y
  • También puede haber problemas a nivel de la placa neuromuscular, que es la unión del nervio con el músculo como lo es la miastenia gravis.
  • Hay otros factores, como los problemas de tiroides o incluso problemas mecánicos a nivel de los músculos extraoculares que causan también desalineación ocular.

¿Es grave?

Si un paciente presenta visión doble, debe acudir a urgencias inmediatamente, para determinar la causa.

Si es un estrabismo descompensado, tenemos tiempo para hacer el estudio, pero hay que descartar sobre todo cualquier causa neurológica, que requiera de forma urgente realizar una serie de estudios o incluso ingresos hospitalarios para determinar la causa de la visión doble. Por eso, siempre recomendamos que cuando un paciente presenta una visión doble aguda, en el momento, acudir a urgencias.

Tratamiento

Solo se suele recurrir a una intervención quirúrgica para corregir la diplopía o visión doble cuando la patología o la diplopía en sí no se puede tratar con una corrección prismática.

Los prismas son unos cristales que se aplican en las gafas y ayudan a desplazar la imagen que produce la visión doble.

Cuando no se puede utilizar este recurso debido a que la desviación es muy grande o a que el paciente no se adapta al prisma, ya sea por el grado de desviación o por temas estéticos, es posible llevar a cabo la administración de toxina botulínica y/o cirugía dependiendo de cada paciente y su patología.

La cirugía que se practica, se realiza cuando hay una desalineación de los ojos, por lo que es la cirugía con la que se trata el estrabismo que consiste en la movilización de los músculos teniendo como objetivo devolver la alineación ocular. Es una cirugía ambulatoria que no requiere ingreso y el paciente, en la mayoría de los casos, vuelve a casa el mismo día de la cirugía. El procedimiento se efectúa bajo los efectos de una anestesia local tópica y con algún tipo de sedación. En algunos pacientes, en casos muy concretos, se puede realizar bajo los efectos de la anestesia general.

Postoperatorio

Después de una intervención quirúrgica de estrabismo, el tiempo de recuperación es relativamente rápido. Habitualmente, los pacientes pueden retomar su vida habitual (trabajo, estudios) en la primera semana del postoperatorio.

Hay ciertas molestias que el paciente puede presentar, como una sensación de cuerpo extraño, o algo que roza dentro del ojo, pero evoluciona favorablemente y en pocas semanas desaparece por completo.

Sí que se recomienda a los pacientes no ir a la piscina o a la playa, y evitar los deportes de contacto durante los primeros 10-20 días aproximadamente.

En el caso de Marc Márquez, el daño es una recaída por un traumatismo orbitario (la órbita es la cavidad donde va el globo ocular y donde están todos los músculos y nervios que mueven los ojos) que en el 2011 ya le produjo la lesión. Los traumatismos pueden dañar los nervios y los músculos de manera directa (rupturas o elongaciones) o por otros mecanismos como isquemia (falta de riego), edema (hinchazón) e inflamación. Generalmente después de un golpe, una vez resuelta la inflamación, la función del músculo y del nervio se recupera con normalidad, pero si se produce fibrosis (cicatrización) o ha habido un daño directo o mucha isquemia, la recuperación puede ser parcial.