Deportes

Así superó Nadal el covid

El balear regresó a las pistas tras superar la enfermedad conquistando el ATP 250 de Melbourne

Nadal, contento tras derrotar a Maxime Cressy en la final del ATP 250 de Melbourne
Nadal, contento tras derrotar a Maxime Cressy en la final del ATP 250 de Melbourne FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Rafa Nadal estaba muy contento por la conquista del ATP 250 de Melbourne, en el que derrotó en la final al sorprendente estadounidense Maxime Cressy (7-6 y 6-3). Un título muy significativo más que por la calidad de los rivales, inferior a la del español, porque el último torneo oficial que había disputado fue en agosto, y después llegó su lesión en el pie y el covid en diciembre. El balear acudió a jugar la exhibición de Abu Dabi, donde perdió contra Murray y Shapovalov, y a continuación hizo público que había sido contagiado. Después de ganar en Australia, explicó que lo había pasado mal. “Me empecé a encontrar muy mal en el avión, pero no pensé que era el virus porque traía la PCR negativa de esa mañana. Al llegar fui directo al hospital, por seguridad de mis familiares, y luego ya me encerré en mi casa”, aseguró el zurdo.

Después, pasó “cuatro días horrorosos con fiebre muy alta” y poco a poco fue dejando atrás los síntomas hasta dar negativo y poder seguir más o menos con el calendario planeado: un torneo previo y el Open de Australia (empieza el 17 de enero), que es el principal objetivo, aunque el español asegura que ahora mismo no se “ve candidato real”. “Este año tengo un ‘approach’ diferente a pesar de que siempre las expectativas son muy altas por todo lo que he ganado”, reflexionó. Quizá se dé la vuelta a la situación y consiga la victoria este curso, algo que se le ha resistido otros en los que supuestamente llegaba más preparado. Es el Grand Slam que más se le resiste, aunque lo pudo conquistar en 2009 en la épica final en la que Roger Federer terminó llorando en la entrega de premios. Como siempre que afronta los torneos de dos semanas, irá de menos a más. Lo que sí ha ganado es el rodaje en el ATP 250 de Melbourne, que se juega en la Rod Laver Arena, la misma pista que el Open de Australia.

Es el título 89 para Nadal, que con sólo nueve días de año ya tiene un logro más en su carrera: son 19 temporadas consecutivas levantando alguna copa, desde Sopot en 2004, que fue el estreno, hasta este último éxito. En medio, por supuesto, los 20 Grand Slams y su reinado absoluto en Roland Garros, donde ha vencido en trece ocasiones y sólo ha sido derrotado tres veces, más una retirada por una lesión en la muñeca.