Deportes

La brutal defensa al número uno con mensaje a los “dóciles” como Nadal

El tenista Tannys Sandgren ha calificado de “ritual de humillación” la situación del balcánico y critica a los tenistas “dóciles” que defienden la vacunación

Novak Djokovic
Novak Djokovic FOTO: Mark Baker AP

El gobierno australiano canceló la visa de Novak Djokovic por segunda vez este viernes, argumentando que el tenista número uno del mundo, que no está vacunado contra el covid-19, puede representar un riesgo para la comunidad. Tras la vista rápida celebrada esta misma mañana, el Tribunal ha ordenado que el tenista serbio sea detenido a partir de las ocho de la mañana del sábado (madrugada del viernes al sábado en España). Se le permitirá asistir a las oficinas de sus abogados para preparar el proceso y está previsto que el domingo se celebre el juicio definitivo que determinará si es deportado o si puede seguir en Melbourne y jugar a partir del lunes el Open de Australia.

Como era de esperar, el caso de Djokovic ha dado la vuelta al mundo y ha provocado todo tipo de reacciones. Una de las más duras ha sido la del tenista estadounidense Tennys Sandgren, reconocido antivacunas.

Nada más conocer el nuevo giro dado por el “caso Djokovic”, el tenista tenista estadounidense, se mostró tajante ante lo que está viviendo el serbio y lanzó un mensaje a los tenistas “dóciles” que como el español Rafa Nadal se han mostrado partidarios de aceptar las normas y vacunarse para poder jugar el torneo.

“Esto es un ritual de humillación. Se debe tomar como ejemplo. Los dóciles se sentían incómodos”, escribió en su redes sociales.

Entre esos “dóciles” se encuentra el español Rafael Nadal que fue muy claro desde el primer momento: “El mundo ha sufrido suficiente como para no seguir las reglas. Cada uno debe hacer lo que piensa que es bueno para él, pero no vacunarte te puede provocar inconvenientes, es la única manera de parar esta pandemia”. “Me sabe mal por él pero Novak sabía las condiciones de antemano”, añadió el balear tras incidir en que es importante confiar en los profesionales de la materia y seguir su consejo de recibir la vacuna.

Una cuestión política

No es la primera vez que el tenista, el 93° del mundo, estalla ante la posible deportación de Djokovic. “Si finalmente Djokovic es deportado después de que un juez le haya otorgado la visa y autorizado su exención médica, entonces claramente estamos ante una cuestión política”, afirmaba ayer durante una entrevista.

Cabe recordar que Sandgren, a sus 30 años, es baja del Abierto de Australia ya que declaró abiertamente que no se vacunaría.

“No creo que Australia deba organizar un Grand Slam”, le dijo el campeón de Auckland 2019 (su único título) al medio Rumble, siendo una de las voces que apoya al N°1 del mundo.

Una “vergüenza tóxica”

Nikola Pilic, antiguo entrenador del deportista, también ha reaccionado ante la amenaza de deportación del tenista serbio y acusó a las autoridades australianas de intentar menospreciar al tenista número uno del mundo. “Es una vergüenza, Novak no se lo merece”, declaró Pilic, que dijo que la decisión sobre la cancelación del visado podría haber sido tomada antes.

También el ex tenista serbio Janko Tipsarevic criticó el trato de Djokovic por las autoridades de Australia, al opinar en la red social Twitter que “es una vergüenza tóxica para todos involucrados en este proceso”.