Deportes

Kyrgios suma y sigue: su chulería contra Nadal y otros tenistas del top 10

El tenista australiano ha vuelto a hacer declaraciones suyas acerca de su capacidad y de si puede ganar el torneo en esta edición

Nick Kyrgios, en Wimbledon, dispuesto a desafiar a Nadal y Djokovic
Nick Kyrgios, en Wimbledon, dispuesto a desafiar a Nadal y Djokovic FOTO: NEIL HALL EFE

Nick Kyrgios quiere hacer algo grande en Wimbledon, aunque no está claro si va a poder. Es un tenista del que siempre se espera mucho y que después se va de los torneos sin ganar y dejando una sensación agridulce porque parece que podía hacer más de lo que hizo. “Tengo muchas ganas”, aseguró en una de las conferencias de Prensa previas al torneo inglés. “He estado jugando muy buen tenis sobre hierba, me siento bien. Mentalmente me siento preparado. Cuando era joven, nunca pensé que jugaría más de 30 Grand Slams. Estoy muy orgulloso de volver. Hay una energía especial aquí”, insiste. Se supone que la hierba es su terreno y por eso deja de jugar cuando llega la temporada de tierra. “Es como soy. No quiero ser ese tipo de tenista que juega todo el año. Al vivir en Australia, es difícil encontrar el equilibrio entre pasar tiempo con familia y amigos y tener un estilo de vida normal. No quiero pasar siete u ocho meses por ahí. No es algo que me importe. No persigo los rankings”, continuó. Ese siempre ha sido su estilo. Jugar al tenis, pero no hacerlo como si fuese lo más importante que has hecho nunca.

Así que, en vez de victorias en grandes torneos, de lo que presume Kyrgios, con evidente chulería es de victorias, o ni eso, de momentos contra tenistas superiores a él o por lo menos, que han ganado mucho más que él: “He jugado contra tenistas del top 10 y los he hecho parecer bastante ordinarios. Sé dónde está mi juego. Sé que si me siento con confianza soy capaz de hacerlo bien cuando quiera. Tengo que asegurarme de tener buenos resultados, esforzarme al máximo”, seguía explicando. Según su teoría puede con quien quiera, sólo que a veces no le pone suficientes ganas, deber ser. “La clave es dormir bien, asegurarte que tu cuerpo está en un buen estado. Yo sé que, si saco y juego bien, puedo ganar a cualquiera. He vencido a casi todos los del cuadro antes”, explicaba.

Pero no ha ganado en un grande: “Es como si no hubiera mucha gente que haya superado el obstáculo de ganar un Grand Slam. Soy una de las personas que tiene que lidiar con ello cada semana, con eso que dicen de mí, que soy “uno de los mayores desperdicios de talento’. No hay mucha gente que haya superado ese obstáculo en individuales. Es obviamente algo que quiero superar, espero que algún día”, decía Kyrgios acerca de los comentarios habituales acerca de su tenis y de su calidad desperdiciada. Quiere ver si este Wimbledon es su oportunidad o su momento de dar un paso hacia delante. “Tengo que centrarme en las primeras rondas, asegurarme de pasar lo más rápido posible. No pienso en ganarlo en este momento. Veremos lo que sucede”.

No le importa que no se repartan puntos. “Cuando era niño y vi Wimbledon y supe que quería jugarlo. No pensaba en los puntos del ranking, pensaba en jugar el torneo más prestigioso del mundo. Hay gente que prefiere jugar un Challenger esta semana. Cuando esté sentado con mis hijos en un futuro, no estaré orgulloso de decir que jugué un Challenger en lugar de Wimbledon. Siempre elegiré jugar Wimbledon”.