Comercio y servicios, sectores en los que más se emprende

Estas áreas concentran, junto a construcción y hostelería, el 69% de los nuevos proyectos, según un informe de la Confederación Española de Sociedades de Garantías Recíproca (SGR-Cesgar)

Antonio Couceiro, durante la presentación del informeJulia Robles

Comercio y servicios personales, servicios a las empresas, construcción y hostelería y restauración son los sectores en lo que más se emprende en España. Estas cuatro áreas de actividad concentran el 69% del emprendimiento total de nuestro país y el 51% de todo el empleo registrado en 2017. Así lo revela el «Informe sobre emprendimiento y empresas jóvenes que crean empleo», elaborado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar). El estudio, que analiza el periodo comprendido entre 2013 y 2017, destaca, además, que el 5,5% del empleo nacional está generado por las nuevas iniciativas o, lo que es lo mismo, más de cinco de cada cien personas ocupadas han emprendido en los últimos años. «Los emprendedores son clave para el crecimiento y la renovación del tejido productivo, pero es sabido que encuentran mayores obstáculos en el acceso a financiación, debido principalmente a su reducido tamaño empresarial, su falta de experiencia y de conocimientos financieros, así como su baja capacidad negociadora», explicó Antonio Couceiro, presidente de Cesgar, durante la presentación del informe. En este sentido, recordó que la Sociedades de Garantía Recíproca pueden tener un papel muy importante en el apoyo a nuevos proyectos. De hecho, el 21% de las empresas y autónomos a los que el sistema nacional de garantías concedió avales en 2018 eran emprendedores, lo que contribuyó al mantenimiento de 20.126 puestos de trabajo.

El informe también presenta un Índice de Dinamismo Emprendedor, que relaciona emprendimiento y empleo por cuenta propia en las distintas regiones, sectores o grupos de población. Teniendo en cuenta este indicativo, los sectores de educación, actividades artísticas y recreativas, telecomunicaciones y sociedad de la información han sido los que han registrado mayores niveles de dinamismo emprendedor en el periodo comprendido entre 2013 y 2017, superiores en un 56%, 46% y 28%, respectivamente, al nivel medio del conjunto de la economía.

EmprendimientoM. RosellóLa Razón

Por comunidades autónomas, Baleares, Galicia, Extremadura y Comunidad Valenciana son las regiones donde más se emprende, seguidas de cerca por Canarias, Murcia y Andalucía. Por el contrario, las zonas en las que se ha emprendido menos son Navarra, La Rioja, Castilla y León, Aragón y la Comunidad de Madrid. Cesgar atribuye estos niveles de emprendimiento a que están muy relacionados con la estructura productiva, que determina un peso mayor del empleo autónomo en la economía, y las tasas de desempleo de cada comunidad –a mayor desempleo, mayor presencia del llamado «emprendimiento por necesidad». El informe también analiza la creación de empleo en las empresas jóvenes –aquellas que han contratado a su primer empleado por cuenta ajena entre 2015 y 2017–. Este tipo de sociedades se encuentran en fase de crecimiento y son de especial interés porque contribuyen a la creación de puestos de trabajo y a la renovación del tejido empresarial. Así, estas empresas jóvenes que contribuyen a la empleabilidad representan en la actualidad en 12,7% del total del tejido productivo. Las comunidades en las que tienen un mayor peso son Canarias, la Comunidad de Madrid y Andalucía, donde representan porcentajes superiores al 14%. Por el contrario, en Asturias, País Vasco, Castilla y León y Navarra, no llegan a alcanzar el 10% del conjunto del tejido productivo.

Hostelería y restauración es el sector en el que mayor número de empresas jóvenes se registran (23% del total), lo que se explica, según Cesgar, por los buenos años que ha vivido nuestro país en lo que a actividad turística se refiere en el periodo analizado. Siguen a este sector, actividades artísticas y recreativas (16,2%), telecomunicaciones y sociedad de la información (15,5%) y construcción (13,3%). A la cola, y con un peso inferior al 10%, se encuentran actividades sanitarias, industria manufacturera y servicios sociales.

Personas físicas

Atendiendo al tipo de empresa creada, la gran mayoría, el 83,6%, está constituida como persona física, mientras que sólo el 16,4% opta por una empresa societaria con personalidad jurídica.

El presidente de Cesgar concluyó poniendo en valor la importancia de este colectivo en la economía española. Y es que, dada la actual coyuntura económica, desde Cesgar, vaticinan una aumento de las necesidades de financiación en general y, de los proyectos de autónomos en particular. «Ojalá este colectivo llegue a representar el 25%, de manera que uno de cada cuatro avales sea otorgado a un emprendedor», concluyó.