El futuro de SEAT alerta a los sindicatos

La evolución de los mercados y las noticias que llegan de la casa “preocupan” a los trabajadores, cuyo ERTE concluye el 21 de junio

Economía/Motor.-Seat reduce un 43% su huella ambiental de producción desde 2010 y espera bajarla hasta un 50% para 2025
Imagen de la cadena de ensamblaje de Seat en Martorell (Barcelona) SEAT

El futuro de SEAT “preocupa mucho” a los representantes sindicales, según ha reconocido hoy el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. En el 70º aniversario del nacimiento de la casa en la que nacieron modelos tan exitosos como el 600, el Ibiza o el León, el responsable de UGT ha indicado en una entrevista en TV3 que está “preocupado” por la situación de la planta en Martorell (Barcelona), donde la representación sindical en la compañía ha manifestado que las noticias sobre los planes de la empresa “no van en la buena dirección”. Álvarez ha apostado por conseguir que Seat continúe trabajando su marca y por que siga con los nuevos productos que están en el mercado en “buenas condiciones”. El ERTE en SEAT concluye el próximo 21 de junio y los sindicatos ya han alertado de la evolución de los mercados. Para amortiguar la posible evolución negativa en los próximos meses, UGT ha diseñado un plan con 23 medidas para reactivar el sector de la automoción.

Pese a todo, el secretario general de UGT ha distinguido la situación de SEAT de la que sufre la planta de Nissan en la Zona Franca barcelonesa. En este sentido, Álvarez ha considerado que "no hay comparación” entre Nissan, que prevé cerrar en diciembre sus plantas catalanas, y Seat, además de recordar que esta última tiene un centro de investigación “muy potente” que abastece a toda la multinacional Volkswagen.

Álvarez, que se reunirá esta tarde con las secciones sindicales de las plantas de Nissan en Barcelona, ha apuntado que en esta crisis las administraciones, en primera instancia, “no han hecho lo que tenían que hacer” y que las multinacionales solo piensan en dónde pueden producir para ganar más dinero. Tampoco ha ayudado, según el líder de UGT, que durante los últimos cuatro años en España haya habido “cero estabilidad” y ha lamentado que prácticamente no han tenido la “oportunidad de tener un Gobierno para hablar de estos temas”.