Por qué la economía española ha sido la más golpeada de los países desarrollados por la Covid-19

El gobernador del Banco de España cree que una combinación de factores como la mayor incidencia sanitaria, la alta temporalidad y su débil posición fiscal han agravado sus efectos

Trabajadores de Alcoa se manifiestan días atrás en los alrededores de la fábrica de San Ciriaco, que la multinacional estadounidense pretende cerrarELISEO TRIGOEFE

Hace apenas una semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de que la economía española sufrirá este año el mayor desplome entre las grandes del mundo, con una caída del 12,8%, por la crisis del coronavirus. La pregunta que muchos se hacen es por qué esto es así y otros países van a ser capaces de sortear este “shock” mejor que España. La respuesta, según ha explicado hoy el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un acto organizado por el Consejo General de Economista, no es una, sino que engloba un conjunto de variables que, en su mayoría, tienen que ver con el modelo productivo nacional.

  1. Impacto sanitario. A pesar de que gran parte del problema tiene que ver con la estructura económica española, Hernández de Cos ha empezado por apuntar a la crisis sanitaria del coronavirus puramente dicha. “El impacto de la pandemia está siendo asimétrico y afectado a unos países más que a otros. En este sentido, España es uno de los que más se han visto afectados, lo que, indudablemente, ha afectado más a la economía”, ha asegurado.
  2. Estructura del sector productivo. El gobernador del Banco de España ha asegurado también que la pandemia no ha afectado a todos los sectores del mismo modo y que, para desgracia de España, los más impactados son algunos de los que dependen en gran medida la economía nacional. “La afectación no ha sido igual en el sector servicios que en el manufacturero. Y, en el caso de España, como en el servicios dependemos más de uno en el que el trato personal es muy importante como es el turismo, nuestra vulnerabilidad ha sido mayor”, ha explicado.
  3. Mercado laboral. La dualidad de su mercado laboral es otra de las debilidades que han amplificado los efectos de la crisis de la Covid-19 en la economía española. Tres de cada cuatro empleos destruidos por la pandemia eran temporales. “Uno de los problemas que genera la temporalidad es la excesiva volatilidad que genera ante perturbaciones como esta. Una volatilidad que se transmite al PIB”, ha explicado. Por eso, ha dicho, resolver la temporalidad haría más fuerte a la economía española.
  4. Tamaño de las empresas. De Cos ha destacado que el hecho de que el tejido empresarial español esté constituido en su inmensa mayoría por pymes afecta de forma negativa a la productividad y hace que los efectos financieros de las crisis se agraven. Desde hace tiempo, ha recordado, el Banco de España aboga por eliminar barreras que desincentiven el crecimiento de las compañías para resolver este problema.
  5. Posición fiscal. El punto de partida de las finanzas públicas para afrontar esta crisis es otra de las debilidades de la economía española. De Cos ha lamentado que en los últimos cinco años, pese a vivir un ciclo de crecimiento, España haya sido incapaz de reducir su déficit estructural por encima del elevado 3% que tiene. Además, ha añadido que el nivel de deuda pública, superior al 95%, tampoco anticipaba nada bueno. “El año pasado ya dije que era necesario realizar una consolidación fiscal porque nuestra situación nos dejaba menos margen de maniobra ante crisis venideras”, ha explicado el gobernador del regulador.