¿Cuánto cuesta criar a un hijo?

El coste del primer año asciende 7.706 euros, según la OCU. La organización denuncia que España es uno de los países que menos recursos dedica a las políticas familiares

La calculadora es un apéndice más de cualquier padre y madre desde que recibe la primera ecografía. La factura que genera criar a un hijo a lo largo de toda su vida es interminable y varía en función de las etapas de su vida. Para los padres primerizos que tengan que comenzar a hacer acopio de pañales, carrito, chupetes, ropa y demás enseres básicos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha conseguido poner precio al primer año de crianza de un hijo. Según su estudio, el gasto medio anual durante el primer año de vida de un hijo se eleva a 7.706 euros, es decir, 642 euros mensuales.

La llegada de un recién nacido repercute directamente en la economía familiar. El primer gasto se hace antes de que nazca el bebé y es la compra de muebles y enseres (cunas, carritos, sillita de casa, y coche, armarios, etc.). Según los cálculos de la OCU, estos suelen rondar los 911 euros en total. No obstante, el primer puesto se lo lleva la guardería que de media asciende a 312 euros mensuales y le sigue el gasto de cuidadores profesionales en el hogar por importe de 127 euros. En cuanto al uso de estos servicios, un 44% de los hogares llevan al hijo a algún tipo de guardería y solo el 7% recurre a cuidadores profesionales en casa. El porcentaje baja sensiblemente en los hogares con menos ingresos, donde solo el 35% acude a una guardería y el 4% recurre a cuidadores. La encuesta de OCU también destaca el importante papel que juegan los abuelos en el cuidado de los nietos. En 7 de cada 10 hogares, los abuelos tienen algún grado de implicación en las tareas de crianza de los hijos.

Siguiendo con los gastos mensuales, los de alimentación del bebé, (leches, potitos solidos) ascienden a 101 euros. Los productos de higiene, fundamentalmente pañales, pero también cremas y jabones, suponen 81 euros al mes. Finalmente, dentro de las partidas más importantes se encuentran la ropa y el calzado con 82 euros al mes.

El esfuerzo de los hogares con menos ingresos

Las diferencias de gasto entre las familias con rentas más altas y más bajas no son significativas, pero clave está en cómo repercute en sus bolsillos. En las familias de mayores ingresos (más de 4.000 euros al mes) el gasto medio es de 729 euros. En las de ingresos medios (entre 2.000 y 4.000) es de 676 euros y en las de menores ingresos (menos de 2.000) el gasto es de 616. No obstante, estos gastos suponen un esfuerzo mucho mayor en términos relativos para los hogares con menor poder adquisitivo. Según la encuesta de OCU, casi 1 de cada 10 familias con ingresos inferiores a 2.000 euros gasta más del 50% de sus ganancias en gastos relacionados con este hijo (2 de cada 10 invierte entre el 30% y el 49% de lo que ganan) y el 37% considera difícil o muy difícil poder afrontar este ritmo de gasto.

El nacimiento de un hijo también implica tener que hacer malabares para conciliar la vida laboral y familiar. De ahí que se recurra a guarderías, cuidadores y a la ayuda de los abuelos. Esta situación repercute más en las mujeres, ya que son las que, en mayor medida, disfrutan de los permisos por nacimiento, se acogen a la reducción de jornada o se ven obligadas a dejar el trabajo. En este sentido, un 31% de los encuestados cree que es necesario mejorar la política de conciliación en las empresas, (horarios adaptados, teletrabajo, etc). Un 26% de los padres y madres encuestados cree que es necesario ampliar los permisos por nacimiento y adopción. El 20% de las familias considera que hay que aumentar el número de ayudas y mejorar su cuantía (cheques, bebe, ayudas de guarderías, comedores, libros.)

¿Cómo se puede ayudar a las familias?

El gasto y los efectos laborales también repercute en la natalidad. España es uno de los países con la natalidad más baja, pero también uno de los países que menos recursos dedica a las políticas familiares. Por ello, la OCU ha puesto en marcha la campaña “un hijo, un lujo” donde pide el apoyo de los ciudadanos para exigir a las administraciones medidas para incrementar la natalidad que pasen por favorecer a las familias que deciden tener hijos. Entre ellas se encuentran:

1. Ampliación de los actuales permisos por nacimiento, adopción y cuidado de menor de forma igualitaria para hombres y mujeres.

2. Que las medidas para facilitar la conciliación laboral como medio de favorecer la natalidad (reducciones de jornadas, horario flexible, jornada continua, teletrabajo, etc.) permitan una conciliación real adaptada a las circunstancias actuales.

3. Elaboración de un plan de incremento del gasto en políticas de protección familiar hasta la equiparación con la media europea.

4. Mejorar las prestaciones actuales por hijo y que se incrementen en función del número de hijos en la familia.

5. Mejorar las ayudas directas a las familias que permitan aliviar los gastos que tienen que afrontar las familias con hijos en aspectos como guarderías, libros, comedores escolares, cuidadores y ayuda a domicilio y descuentos en todos los servicios públicos, especialmente transporte a las familias con hijos. Esta medida también debe intentar equiparar la situación entre comunidades autónomas para reducir desigualdades.

6. Ampliación de las ayudas a las familias numerosas y monoparentales que tienen mayores dificultades para hacer frente a los gastos ocasionados por la crianza de los hijos.