El bono español a diez años cotiza por primera vez en negativo

El Tesoro Público colocó ayer 921 millones de euros en bonos a diez años a un interés marginal del -0,016% y 482 millones en obligaciones a diez años al -1,135%

El Tesoro ha emitido por primera vez deuda a diez años a tipos negativos
El Tesoro ha emitido por primera vez deuda a diez años a tipos negativos

El bono de referencia español, el que se emite a diez años, ha cotizado por primera vez por debajo del 0% en el mercado en el arranque de la sesión de hoy, ofreciendo por primera vez en su historia una rentabilidad negativa. La rentabilidad del bono español ha tocado el -0,001%, para después volver a positivo, hasta el 0,003%, según Bloomberg.

En el mercado secundario, la rentabilidad del bono español a diez años ya había tocado ayer el 0,002%, un nuevo mínimo histórico, cerca ya del terreno negativo, aunque después repuntó.

El Tesoro Público colocó también ayer bonos a diez años, los de referencia de la deuda española, con un interés negativo, lo que supone que, por primera vez en la historia, cobrará a los inversores que han comprado esos títulos, algo que ya ocurría en plazos más cortos.

En el mercado secundario, en el que se negocia la deuda ya emitida, la rentabilidad del bono a diez años tocó un nuevo mínimo histórico, muy cerca ya de las tasas negativas de las que disfrutan otros países europeos, aunque después ha repuntado.

Los analistas coinciden en que las claves de esta evolución de la deuda pública son el plan de recuperación diseñado por la Unión Europea (UE), dotado con 750.000 millones de euros, y el programa de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE), que se ha elevado a 1,85 billones de euros y se ha prolongado hasta marzo de 2022.

En la subasta de ayer, la penúltima del año, el Tesoro Público ha colocado 921 millones de euros en bonos a diez años a un interés marginal del -0,016 % y un interés medio del -0,027 %. La emisión contó con una demanda de 2.806,4 millones.

Además, el Tesoro colocó 482 millones en obligaciones a diez años indexadas a la inflación de la zona del euro. En este caso, el interés marginal fue del -1,135 % y el interés medio del -1,147 %. La demanda ascendió a 927 millones.

Los objetivos de emisión eran de entre 500 y 1.500 millones, en el caso de los bonos a diez años, y de entre 250 y 750 millones, en el de las obligaciones indexadas a la inflación.

El Tesoro ya había colocado deuda con intereses negativos a plazos más cortos, por ejemplo en letras a tres, seis, nueve y doce meses, en bonos a tres y cinco años y en obligaciones a siete años.

Última subasta del año

El Tesoro celebrará el próximo martes su última subasta del año, en la que se emitirán letras a tres y nueve meses. El pasado 24 de noviembre, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, anunció que las emisiones de deuda para este ejercicio se reducirían a 110.000 millones y que se cancelaría la última subasta, prevista inicialmente para el 17 de diciembre.

Otros socios comunitarios, como Alemania, Holanda, Austria o Francia, tienen desde hace tiempo la rentabilidad de sus bonos a diez años en negativo, algo que no ocurría con los países de la Europa periférica. Sin embargo, Irlanda y Portugal han entrado también en terreno negativo.