Los autónomos podrán aplazar hasta 30.000 euros de sus obligaciones tributarias durante seis meses

Tendrán un límite de 30.000 euros. La reducción del sistema de módulos en el IRPF pasará del 5% actual al 20% con carácter general para el año 2020. Para la hostelería y el comercio se eleva al 35%

Los albañiles podrán aplazar sus pagos a Hacienda
Los albañiles podrán aplazar sus pagos a Haciendacipriano pastranoLA RAZON

El Consejo de Ministros ha aprobado un decreto ley con un paquete de ayudas por importe para la hostelería, el turismo y el comercio, tres de los sectores más afectados por la crisis sanitaria, en el que tiene una amplia incidencia el trabajo autónomo. Según la ministra portavoz, María Jesús Montero, tendrá un coste de 4.220 millones de euros, de los que 2.000 millones serán para hacer frente al pago de alquileres de locales, la tributación de los autónomos y las exoneraciones de cuotas de Seguridad Social, y otros 2.000 millones para moratoria de pagos. Montero justificó que el Gobierno ha preferido estas formas de ayuda en lugar del cheque directo puro que han elegido otros países.

Dentro de estas medidas indirectas por las que ha apostado el Ejecutivo está la ampliación del aplazamiento de deudas tributarias que se reguló en el Real Decreto-ley 7/2020, que permite aplazar durante seis meses, con tres de carencia de intereses, previa solicitud, deudas tributarias correspondientes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, por un valor máximo de 30.000 euros. De este modo, en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre. Entiende el Gobierno que se evitarían así las posibles tensiones de tesorería que puedan experimentar las pymes y autónomos. El importe potencialmente aplazado ascendería a unos 2.668 millones de euros y el número total de personas beneficiadas por los aplazamientos sería de unos 617.000 contribuyentes, de los cuales unos 92.000 son del canal Horeca (hostelería y restauración) y 68.000 contribuyentes son de comercio al por menor.

Otra medida tributaria que recoge el plan es la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF del 5% actual al 20% con carácter general para el año 2020. Sin embargo, para los sectores que se han visto más afectados, como es el caso de la hostelería, el comercio y el turismo, esa reducción en la tributación por módulos llegará al 35%. Esta medida se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 y para el primero de 2021. De hecho, las reducciones del 20% con carácter general y del 35% para horeca también se aplicarán en la tributación del régimen simplificado del IVA correspondiente a la cuota devengada de 2020 y a la primera cuota trimestral de 2021. El importe estimado de la reducción del IRPF o el IVA ascendería a 117 millones. El número de beneficiarios de esta medida para el sector turístico y comercial es de 132.000 contribuyentes.

Otras medidas tributarias previstas en el decreto son la reducción del número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF; la exención prevista para las retribuciones en especie del servicio de comedor de empresa, aplicable el consumo de comida tanto en ‘delivery’ como ‘take away’; la deducibilidad de pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores y la reducción del plazo que las cantidades adeudadas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro.

Los que cambien el sistema de estimación objetiva por el de estimación directa podrán descontarse el pago fraccionado del IVA. También se otorgará mayor flexibilidad para la computación de pérdidas en Sociedades y IRPF. Asimismo, Montero ha anunciado que el Ejecutivo pretende “potenciar el consumo en restaurantes” ampliando el ámbito de la exención fiscal que gozan los vales de comida de los bares físicos a los pedidos de comida a domicilio, una medida adoptada para los trabajadores que se encuentran actualmente en teletrabajo. El decreto también exonerará una parte de las cotizaciones sociales de sus trabajadores, del 85% en el caso de las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen más. también habrá bonificaciones del 50% hasta abril de 2021 para los trabajadores fijos discontinuos.