El euribor toca suelo pero las hipotecas se seguirán abaratando los próximos meses

El indicador cerró febrero con una ligera subida pero sigue muy lejos de los niveles que marcó el pasado ejercicio

Una mujer pasa por delante del anuncio de una hipoteca
Una mujer pasa por delante del anuncio de una hipotecaJesus G. FeriaLa Razón

Y el euribor encontró su suelo. Después de varios meses consecutivos batiendo récords negativos, el indicador al que están referenciados el grueso de los préstamos hipotecarios a tipo variable en España rebotó en febrero. Lo hizo de forma muy leve, cerrando en el -0,502%, frente al -0,505% en que había cerrado en enero. Pero, parafraseando a Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna, aunque suponga un pequeño paso para el índice, es sin embargo un gran paso en la dinámica hipotecaria de los últimos meses, en la que, mes tras mes, ha ido perforando récords negativos.

EPDATA EPDATA

El frenazo a la caída del euribor acontece en un contexto de bajos tipos de interés propiciados por las políticas expansivas del Banco Central Europeo (BCE) para impulsar la economía europea y no ha pillado a los analistas por sorpresa también por otra decisión adoptada por el eurobanco. La institución que dirige la francesa Christine Lagarde está cobrando en este momento a las entidades financieras del Viejo Continente por guardarles su dinero. Es lo que se conoce como tasa de facilidad de depósito y, en estos momentos, está situada en el -0,5%. Dado que el euribor es el tipo de interés interbancario al que se prestan las entidades, los expertos ya entendían que lo lógico era que las entidades no estuviesen dispuestas a pagar a sus competidores por prestarles su dinero más de ese 0,5% que le dan al BCE por guardárselo, lo que convierte a ese -0,5% en una especie de barrera psicológica infranqueable para el indicador.

Aunque habrá que ver cómo evoluciona el indicador en los próximos meses, lo cierto es que aunque iniciase una senda ascendente desde el terreno negativo, los que tengan que revisar sus hipotecas en marzo, abril o mayo seguirán notando ahorros en su cuota mensual. En febrero, el euribor registró un descenso de 0,213 puntos respecto al valor que marcó en el mismo mes del año pasado. Ello supone que el titular de una hipoteca media de 150.000 euros, con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1% se beneficiaría de un abaratamiento medio mensual de las cuotas de 14 euros. En el caso de que la revisión del préstamo fuera semestral, el ahorro sería de 9,50 euros al mes.

Igual o a la baja

En el caso de marzo, el euribor cerró el año pasado en el -0,266%, por lo que es más que improbable que aunque vuelva a subir este mes, escale tanto desde el -0,502% como para provocar un encarecimiento de los préstamos. HelpMyCasht recuerda por ejemplo que el Departamento de Análisis de Bankinter, uno de los más prestigiosos en cuanto análisis de tendencias del euribor, prevé que el indicador cotizará a una media del -0,45% en 2021 y del -0,42% en 2022. También el profesor de Economía Financiera de la Universidad CEU San Pablo Miguel Córdoba espera que el euribor se mantenga en los niveles actuales durante los próximos meses, muy próximo al 0,5%, según ha declarado a Efe. Eso significaría que, como pronto, no superaría las cuotas que registró el pasado ejercicio hasta el mes de agoto.

No obstante, desde el comparador hipotecario advierten de que esta tendencia podría romperse si se produce un aumento muy pronunciado de la inflación en cuanto termine la pandemia de la covid-19. “En ese escenario, si la inflación en el conjunto de la eurozona se situara por encima del 2% (el límite máximo marcado por las autoridades europeas para mantener la estabilidad de los precios), el BCE podría subir sus tipos de interés para tratar de contenerla, lo que previsiblemente provocaría un aumento del euribor”, advierten. Córdoba asegura, en el mismo sentido, que “habrá que espera a ver qué pasa después del verano” con la pandemia. “Creo que el BCE debe reunirse con los diferentes países y ver si el año 2022 se marca una nueva política monetaria europea”, dice el profesor, que recuerda que Europa lleva casi seis años con una política de tipos de interés negativo y de compras masivas de deuda. Una política que, en su opinión, “no puede seguir así”, porque al final, estas situaciones “completamente anómalas hacen que exploten las situaciones en el mercado”.