Los precios se disparan un 1,3% hasta niveles de hace casi dos años por el alza de la luz y los carburantes

El IPC anual encadena su tercera tasa positiva consecutiva. No se alcanzaba una tasa tan elevada desde abril de 2019, cuando se situó en el 1,5%

Un hombre toca una llave de la luz en una vivienda de Madrid
Un hombre toca una llave de la luz en una vivienda de MadridJesús Hellín Europa Press

Los precios subieron un 1,3% en marzo en comparación con el mismo mes de 2020 debido al alza de la electricidad y los carburantes. Esto supone un repunte de 1,3 puntos porcentuales con respecto al mes de febrero, cuando los precios se mantuvieron congelados (0%) debido a la tendencia a la baja de la electricidad, según los datos avanzados publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este repunte, el IPC anual encadena su tercera tasa positiva consecutiva y la inflación escala a niveles desconocidos desde hace casi dos años. De hecho, no se alcanzaba una tasa de IPC tan elevada desde abril de 2019, cuando se situó en el 1,5%.

IPC de marzo. Fuente: INE
IPC de marzo. Fuente: INELa Razón

Los datos apuntan a que el alza está ligada a los precios de la energía, que en 2020 bajaron ante el inicio de la pandemia. Si este indicador adelantado se confirma el próximo 14 de abril, el IPC marcaría un fuerte cambio de tendencia tras las caídas de precios de 2020, a las que siguieron un pequeño aumento en enero de 2021 (del 0,5% debido a la borrasca Filomena) y estabilidad en febrero (tasa del 0%).

En marzo, la inflación subyacente -que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos por ser los más volátiles- se situó en el 0,3%, la misma tasa que en febrero y un punto por debajo del IPC general. En términos mensuales, los precios subieron un 1% en marzo con respecto a febrero, cuando habían caído un 0,6%.

En cuanto a la tasa de variación anual estimada del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) (que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro), esta sitúa en el 1,2%, casi un punto y medio por encima de la registrada el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA es del 1,9%.

¿Es bueno que los precios suban?

La gran pregunta en estos casos es si es bueno que la inflación suba o baje. Por un lado, la caída del IPC hasta terreno negativo puede deberse a un descenso de la demanda, por lo que los precios caen, se vende por menor precio, se reduce la producción, cae el empleo y suele ser síntoma de crisis económica. Por otra parte, la subida de este índice es positiva hasta cierto punto. Si este se dispara puede indicar que se está produciendo una burbuja especulativa.