Renta 2020: 6 millones de declaraciones saldrán a pagar, 300.000 más que el año pasado

Se han presentado 580.000 declaraciones en las primeras horas de la campaña, un 34% más que el año anterior. Los ERTE y el IMV serán los responsables del aumento de la recaudación y de la cifra de declarantes

Este 7de abril comienza la campaña de la renta de 2020, aunque las citas presenciales no serán hasta junio
Este 7de abril comienza la campaña de la renta de 2020, aunque las citas presenciales no serán hasta junioIcalIcal

La campaña de la Renta 2020 ha arrancado hace apenas unas horas y 580.000 contribuyentes ya se han apresurado a presentarla, un 34% más que el año anterior, y más de un millón ya han consultado sus datos fiscales. La cita correspondiente al ejercicio fiscal del año pasado estará indudablemente marcada por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Según los datos presentados este miércoles por el director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, la Agencia espera recibir 21,57 millones de declaraciones en esta campaña, un 2,1% más que en la anterior, de las que 14,33 millones serán a devolver, un 1% menos, y 5,96 millones, a ingresar, un 5,7% más. Es decir, unos 318.943 contribuyentes que no tuvieron que pagar en la anterior campaña tendrán que hacerlo en 2021.

Las 1,3 millones de declaraciones restantes no saldrán ni a pagar ni a devolver. Estas crecen un 26,9% ante la obligatoriedad de que los perceptores del IMV (460.000, de los cuales 226.000 son menores) presenten liquidación a pesar de que la renta está exenta en la mayoría de los casos.

Hacienda se lleva 2.119 millones

El atípico 2020 tendrá un resultado claro: más declaraciones a pagar. En consecuencia, Hacienda prevé ingresar 12.976 millones de euros, un 2% que el año anterior, y devolver 10.857 millones de euros, un 3%, debido a los ERTE y a otros factores como la inclusión de deducciones en las retenciones mensuales. Restando ingresos y devoluciones, el Fisco tendrán un resultado positivo de 2.119 millones de euros, 583 millones de euros más que en la campaña de la Renta 2019. No obstante, el director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, ha hecho hincapié en que estas cuantías son “un mero ajuste” en comparación con los 88.000 millones recaudados a los largo de 2020.

De las cantidades que ingresará Hacienda, 1.239 millones de euros procederán del Impuesto de Patrimonio de 2020, un 1% más respecto a los 1.227 millones ingresados en la campaña anterior. Por norma estatal, el mínimo exento en este Impuesto se sitúa en los 700.000 euros y la vivienda habitual está exenta también hasta los 300.000 euros, aunque ambos límites pueden variar según la comunidad autónoma.

ERTE: fraccionamiento y cobros indebidos

De total de declaraciones, cerca de 4 millones de declarantes serán afectados por ERTE, de los cuales 327.000 que no presentaron la declaración en la anterior campaña se verán obligados a hacerla este año, en la mayoría de los casos con resultado a pagar. Por ello, Gascón estima que alrededor de 300.000 personas que estuvieron en ERTE en 2020 se acogerán al fraccionamiento del pago en seis meses sin intereses, aprobado hoy mismo, 7 de abril, en una orden ministerial. El director general de la Agencia Tributaria ha querido rebajar la preocupación de estos contribuyentes, que en algunos casos pueden tener que pagar hasta 1.000 euros por las retenciones no aplicadas en sus prestaciones, y ha indicado que habrá una cifra de contribuyentes millonaria que, si no tiene otras fuentes de renta diferentes, no estarán obligados a declarar.

Los cobros indebidos aún sin regularizar pueden ser el principal quebradero de cabeza con el que se topen los afectados por un ERTE. Hay dos posibles formas de proceder. La Agencia recomienda declarar la cantidad que le corresponde siempre que sea posible -tanto si ya ha reintegrado el exceso como si no- y, si no conoce la cifra, que espere, ya que ambas instituciones tienen un sistema de intercambio de información que se actualizará a lo largo de la campaña.

La premura de los contribuyentes para presentar la declaración pone de manifiesto una clara anticipación de la campaña, tal y como ya ocurrió en 2020, y una popularidad creciente de las vías telemáticas. En concreto, de las 580.000 declaraciones presentadas esta mañana, más de 89.000 se han presentado a través de la aplicación de la Agencia Tributaria, un 43% más. Por su parte, en la anterior campaña 11,96 millones de declaraciones fueron presentadas en abril y mayo y 1,15 millones a través del plan “Le Llamamos” -multiplicando por seis las cifras de la Renta 2018- mientras que la atención presencial se redujo solo a 316.900 declaraciones, ya que solo fue posible abrir las oficinas durante los últimos días de la campaña.

Registrarse en Cl@ve por videollamada

Por lo que respecta al desarrollo de la campaña, la aplicación móvil de la Agencia Tributaria ha incorporado como novedad la posibilidad de acceso al servicio telefónico de información tributaria básica. Además, en cuanto a los métodos de identificación, la Agencia permitirá el registro en Cl@ve sin necesidad de acudir a una oficina ni de recibir una carta de invitación, sino que será también posible mediante una videollamada.

Como en años anteriores, la Agencia enviará avisos para recordar a algunos contribuyentes que tienen que declarar sus rentas en otros países (961.000), alquileres de inmuebles (400.000) y criptomonedas (14.800), a los que se unen este año mensajes con información sobre rentas exentas del IMV, datos de inmuebles necesarios para calcular las amortizaciones o cantidades cobradas de más en los ERTE.

Fechas relevantes

Las fechas que todos los contribuyentes deben tener en mente son el 6 de mayo, cuando comienza la atención telefónica para la confección y presentación de declaraciones (plan “Le Llamamos”), con solicitud de cita a partir del 4 de mayo; y el 2 de mayo, con el arranque de la atención presencial en oficinas (seis días antes que el año pasado), con solicitud de cita a partir del 27 de mayo. El plazo de presentación finaliza el 30 de junio para declaraciones tanto a ingresar como a devolver, si bien el plazo en las declaraciones a ingresar con domiciliación bancaria concluirá el 25 de junio.