Hacienda confirma que la declaración de la Renta 2020 de los trabajadores en ERTE saldrá a pagar

327.000 trabajadores de los 3,5 millones de personas que llegaron a estar ERTE y que no declararon el año pasado tendrán que hacerlo este año. Al no tener retenciones en su prestación, es muy probable que le salga a pagar

Vista general de la Oficina de la Agencia Tributaria en la Calle Guzmán el Bueno durante la campaña de la Renta 2019
Vista general de la Oficina de la Agencia Tributaria en la Calle Guzmán el Bueno durante la campaña de la Renta 2019 FOTO: Eduardo Parra Europa Press

Los trabajadores afectados por un ERTE en 2020 están alerta ante el inminente comienzo de la campaña de la Renta 2020. En España, 3,5 millones de personas llegaron a estar en ERTE en los peores momentos de la pandemia. Las cifras han descendido, aunque aún siguen siendo preocupantes. Según los últimos datos paro, en febrero había 878.000 personas aún en ERTE, lo que supone 140.000 personas en esta situación en comparación con los datos de enero. El hecho de tener más de un pagador hará que muchos trabajadores que no solían presentar la declaración tengan que hacerlo este año, ya que el límite para no presentarla baja de 22.000 euros a 14.000 euros. Estas son las claves para afrontar la declaración de 2020 si ha estado en ERTE.

¿Todos los trabajadores que estuvieron en ERTE en 2020 deberán hacerla?

No. Según afirmó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este pasado martes, solo 327.000 trabajadores de los 3,5 millones de personas que llegaron a estar ERTE y que no declararon el año pasado tendrán que hacerlo este año.

¿Cómo sabré si estoy obligado?

Montero señaló que a todos estos trabajadores se les va a enviar una carta con el objetivo de reforzar la atención personalizada e informarles y facilitarles el abono a través de los fraccionamientos que la Agencia Tributaria pone a disposición del conjunto de trabajadores.

¿Qué cambios en la declaración conlleva cobrar un ERTE?

Los trabajadores afectados por ERTE han cobrado una prestación por parte del SEPE, de tal manera que en 2020 tuvieron dos pagadores: su empresa y el SEPE. Al tener dos pagadores la situación tributaria cambia.

¿Qué supone tener dos pagadores?

Que el umbral que obliga a presentar la declaración de la renta es más bajo. Con un solo pagador, el contribuyente solo está obligado a presentar la declaración si supera el importe de 22.000 euros anuales. No obstante, con dos pagadores el límite baja a 14.000 euros, salvo que los abonos de todos los pagadores a partir del segundo no alcancen los 1.500 euros.

¿Me saldrá a pagar?

Es lo más probable. Todo dependerá de las deducciones que se le hayan aplicado. En el caso de los ERTE, si las prestaciones que han recibido son pequeñas es probable que el SEPE apenas les haya aplicado retenciones, por lo que tendrán que abonar los impuestos pendientes con la declaración. La titular de Hacienda trasladó al senador del Grupo Parlamentario Popular José Manuel Barreiro que como los trabajadores han tenido un menor volumen de renta, el dinero que van a abonar y el que están abonando en sus retenciones va a ser menor que el que les correspondía el año anterior. No obstante, si usted no solía presentar la declaración de la Renta, este año puede ser que tenga que hacer frente al pago de impuestos no cobrados en el ERTE de golpe.

¿Habrá diferencias entre comunidades?

Sí, en la declaración de la renta una parte de los impuestos que se pagan dependen de cada comunidad. El IRPF se divide en tramo estatal y autonómico, y este último puede variar dentro de ciertos márgenes. Los contribuyentes de Aragón, Asturias, Navarra, Extremadura y Murcia serán los más perjudicados si les sale a pagar.

¿Qué ocurre si hay errores en los pagos del SEPE?

Si ha cobrado más de lo debido en el ERTE y no pudo regularizar estos cobros indebidos durante 2020, sino que lo hizo ya en 2021, es posible que el borrador no recoja el ajuste. En estos casos, el contribuyente tendría que modificar el borrador para consignar las cantidades reales cobradas, una vez descontada la devolución.

Por último, en los casos en que el SEPE aún no ha reclamado el reintegro en el momento de presentar la declaración, el contribuyente tiene que declarar el total de ingresos recibidos. Posteriormente, una vez que el SEPE pida el reintegro y se realice la devolución, el contribuyente podrá presentar una solicitud de rectificación de autoliquidación para corregir la declaración y, en su caso, recuperar las cantidades tributadas de más.

¿Y si ya he devuelto cobros indebidos del ERTE?

Gestha recomienda a quienes hayan tenido que devolver parte de la prestación que comprueben que el borrador no incluye la cantidad pagada de más por el SEPE.

¿Qué ocurre con las deducciones?

La prestación por maternidad, que cobran las mujeres con hijos menores de tres años, está vinculada al desarrollo de una actividad por cuenta propia o ajena, de manera que si se interrumpe perderá el derecho a la deducción por los meses en que dure el ERTE. En caso de ERTE de reducción de jornada no se pierde el derecho, pues la madre continúa realizando una actividad por cuenta ajena.