Última oferta de Caixabank: rebaja las salidas por el ERE a 6.452 y todas serán voluntarias

Los sindicatos deben contestar esta mañana antes de iniciar un proceso de despidos forzosos tras acabar el plazo legal de negociación

Sucursal de Caixabank
Sucursal de CaixabankDAVID CAMPOS/CAIXABANK DAVID CAMPOS/CAIXABANK

La dirección y los sindicatos de CaixaBank están a punto de firmar un acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la fusión con Bankia. En una reunión que se ha prologando a los largo de la madrugada, la dirección ha presentado una última oferta -”la definitiva”, manifestaron fuentes internas de la negociación a LA RAZÓN- que finalmente contempla 6.452 extinciones de contrato -frente a las 8.291 anunciadas en abril, 1.839 menos-, y la retirada de los despidos forzosos, una de las líneas rojas marcadas por los representantes sindicales y que acerca un acuerdo tras unas duras negociaciones.

Con la campana del periodo formal de consultas sobre sus cabezas, los negociadores de ambas partes vivieron ayer una maratoniana jornada, que se prolongó durante casi 20 horas y que buscaba contrarreloj un acuerdo que evitara la aplicación de despidos forzosos, como marca la ley. Según fuentes sindicales, Además, el banco también ha mejorado las compensaciones económicas que recibirán los empleados que se acojan al ERE que, han reiterado, “serán todos de carácter voluntario”.

La entidad ha replanteado también medidas de movilidad geográfica y funcional para que las salidas se produzcan, siempre que sea posible, “maximizando la voluntariedad”. Así, se mantienen las recolocaciones en empresas filiales del grupo CaixaBank y otra parte serán disminuciones en la estimación de excedente. Además, se ofrecen nuevas posiciones de gestores del servicio digital ‘inTouch’ en algunas provincias, que se deslocalizan para facilitar las salidas voluntarias.

Entre las compensaciones económicas ofrecidas a los empleados se añaden primas de voluntariedad de hasta 28.000 euros para empleados a partir de 54 años o que el convenido especial con la Seguridad Social para empleados de 52 y 53 años se pagará hasta cumplir los 63 años. Para el resto de empleados se mantiene la compensación de 40 días por año trabajo con límite de 36 mensualidades, aunque podrán acceder a primas de mayor cuantía.

Tras cerrarse la mesa de negociación sin un acuerdo definitivo, la empresa ha emplazado a los representantes de los trabajadores que den una respuesta definitiva hoy.