easyJet prevé incrementar hasta el 60% su capacidad en los meses de verano

La aerolínea británica ha lanzado 18 nuevas rutas en la temporada estival en España y recorta sus pérdidas un 8,6%, hasta 368 millones de euros

Aviones de easyJet en el aeropuerto londinense de Luton
Aviones de easyJet en el aeropuerto londinense de LutonPaul ChildsREUTERS

Poco a poco, las aerolíneas van recuperando la actividad perdida con el coronavirus. Aunque todavía están lejos de los niveles de 2019, los pronósticos son optimistas. Bank of America espera que el tráfico aéreo viva un punto de inflexión este mes y alcance niveles del 68% (del tráfico en el mismo mes de 2019) desde el 30% registrado de enero a junio y se eleve hasta el 79% en el tercer trimestre del año. En esta línea de previsión, easyJet, uno de los grandes grupos aéreos europeos, prevé incrementar su capacidad hasta el 60% de la de 2019 entre julio y septiembre desde el 17% que registró en junio, según ha informado hoy la compañía.

Con el fin de capitalizar la apertura de los viajes en Europa continental y la flexibilización de las restricciones para vacunados con pauta completa en el Reino Unido, easyJet ha asegurado que continúa “orientando su capacidad hacia rutas populares donde observa una creciente demanda de clientes”. En este sentido, y en lo relativo a España, al que considera uno de los destinos vacacionales preferidos de los europeos, la aerolínea ha lanzado en lo que va de verano 18 nuevas rutas, 6 de ellas en la base de Barcelona. A partir de hoy, easyJet conecta la capital catalana con Praga, Copenhague, Amsterdam, Salzburgo, Olbia y Zúrich. Con estas conexiones, la aerolínea da “un paso más en su apuesta por conectar la ciudad española con destinos europeos de referencia y encara la temporada de verano con un total de 20 rutas disponibles desde su base fija en esta localidad”, según ha explicado.

Menos pérdidas

En el aspecto puramente económico, al cierre de su tercer trimestre fiscal en junio 2021, easyJet asegura que ha mantenido su “enfoque disciplinado de la gestión de la capacidad y la tesorería”. Como resultado, su gasto neto de efectivo durante el trimestre se redujo a 63 millones de euros. Sus costes fijos más el gasto de capital promediaron 39 millones por semana, mejorando la estimación de 46 millones por semana dada en el primer trimestre. Esta disciplinada gestión de costes y efectivo le ha permitido a easyJet mantener la deuda neta prácticamente plana en alrededor de 2.314 millones de euros y una pérdida recurrente antes de impuestos de 368 millones de euros, un 8,6% menos que en el trimestre anterior y en línea con las expectativas que tenía.

Johan Lundgren, consejero delegado de esyJet, ha declarado que durante este trimestre “hemos superado con éxito los continuos desafíos de la pandemia, utilizando nuestra capacidad de respuesta operativa para capturar la demanda mientras nos concentramos en el control de costes y minimizamos el gasto de efectivo”. A largo plazo, Lundgren considera que la aerolínea saldrá de la pandemia “con victorias a largo plazo, como reducciones estructurales de costes, respondiendo de manera efectiva y de formas que nuestros competidores no pueden o no hacen”.