El Grupo ACS culmina el parque eólico flotante más grande del mundo

Cobra ha ejecutado en Escocia este proyecto, que se espera que genere hasta 218 GWh de electricidad limpia al año

Cobra Wind ha completado el parque eólico marino más grande del mundo en Escocia
Cobra Wind ha completado el parque eólico marino más grande del mundo en EscociaLa RazonLa Razón

El proyecto Kincardine ha llegado a su fin, y se trata nada más y nada menos que del parque eólico marino flotante más grande del mundo. Cobra Wind, filial del Grupo ACS, ha completado la instalación de este proyecto, situado aproximadamente a unos 15 kilómetros de la costa sureste de Aberdeenshire, y a profundidades de agua que oscilan entre 60 y los 80 metros. Se espera que genere hasta 218GWh de electricidad limpia al año, una producción que será suficiente para alimentar a aproximadamente 55.000 hogares escoceses.

Una filial propiedad total de Pilot Offshore Renewables (POR), concretamente Kincardine Offshore Wind, ha sido la encargada de desarrollar este parque eólico marino flotante, mientras que Cobra Wind ha sido la responsable de la ingeniería, diseño, suministro, construcción y puesta en marcha del mismo. La construcción se ha realizado según los estándares de la Sociedad de clasificación ABS Class.

Las cinco turbinas flotantes también cuentan con el abanderamiento de la República de las Islas Marshall (RMI), que ha participado de manera activa en este proyecto, ya que trabajó en estrecha colaboración con ABS para determinar los requisitos aplicables de la Organización Marítima Internacional (OMI). También pudo realizar revisiones al ser una Organización Reconocida de la RMI.

Turbinas flotantes, el futuro

Matthew Tremblay, el vicepresidente senior de ABS para offshore global, ponía en valor el potencial de las turbinas flotantes: «Estamos seguros de que tendrán un papel cada vez más destacado que desempeñar en el desarrollo de la energía sostenible en todo el mundo». También destacó el papel de ABS como «líder mundial en la clasificación de la energía eólica marina flotante», y afirmó que «podemos utilizar esta amplia experiencia para apoyar el desarrollo seguro de la industria eólica marina flotante».

Las turbinas flotantes se fabricaron en España de la mano del consorcio Navantia-Windar, y después se transportaron a Rotterdam (Países Bajos), donde se montaron sobre las cimentaciones. El siguiente paso fue remolcarlas al sitio de instalación, donde se engancharon a sus respectivos amarres y cables. La compañía holandesa Boskalis se ocupó del transporte y la instalación.

ACS, EE UU y Australia

Pero las buenas noticias para la multinacional presidida por Florentino Pérez no se limitan a Escocia, y es que el grupo de construcción y servicios ha tenido un verano de lo más productivo a juzgar por la avalancha de adjudicaciones que han logrado sus filiales. Han establecido acuerdos para desarrollar un total de seis proyectos, que alcanzan un valor global de 3.006 millones.

El mayor contrato de todos lo ha logrado la filial CIMIC, que formará parte del mayor proyecto hospitalario de la historia de Nueva Zelanda, con un presupuesto total de ejecución que ronda los 880 millones de euros. Pero todavía hay más: también en Nueva Zelanda, CIMIC se ha hecho con un contrato de 335 millones para realizar operaciones en la red ferroviaria neozelandesa; y en Australia, se ha adjudicado la extensión de un contrato para operar la mina Mount Pleasant de Nueva Gales del Sur, por un importe total de 580 millones de euros.

La filial de ACS en Estados Unidos, Turner, también está de enhorabuena, ya que ha ganado un contrato de 715 millones para construir un centro médico para veteranos de guerra en la ciudad de Louisville (Kentucky). Se prevé que esté listo para el año 2025, y tendrá 104 camas distribuidas en 84.500 metros cuadrados. Turner también ha logrado otros dos proyectos en Estados Unidos: uno ha sido la adjudicación de la ampliación de la Universidad de California, por al menos de 276 millones; y el otro está destinado a realizar mejoras en la carretera interestatal 95 en Carolina del Norte por unos 200 millones de euros.

Con estos nuevos y diversos proyectos en el exterior, ACS se aferra al liderazgo dentro del mundo de la construcción.

También en Australia y Hong Kong

La filial CIMIC no deja de darle a ACS buenas noticias, y recientemente se ha hecho con dos nuevas adjudicaciones, en Australia y Hong Kong. Estos dos nuevos proyectos estarán desarrollados por Leighton Asia, UGL y Broad Construction, subsidiarias de CIMIC. En el caso de Hong Kong, el trabajo estará destinado a la ampliación de un centro de datos. Respecto a los proyectos de Australia, estarán enfocados hacia la fabricación de locomotoras, la modificación de comunicaciones inalámbricas y el diseño y construcción de la Clínica Bethesda, que contará con 75 camas, una unidad de neuroestimulación y consultorios especializados.