Alerta por la distribución clandestina de falso aceite de oliva: ¿cómo detectarlo?

Pese a estar etiquetadas como aceite de oliva, las botellas contienen aceite vegetal de semillas. Estas son las marcas bajo las que se ha vendido este producto fraudulento

Varias personas compran aceite en un supermercado de Madrid, donde algunas estanterías permanecían vacías por el paro de transportistas
Varias personas compran aceite en un supermercado de Madrid, donde algunas estanterías permanecían vacías por el paro de transportistas FOTO: Fernando Villar EFE

El oro líquido es un bien más que preciado desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania. La escasez de aceite de girasol, procedente en su mayoría de Ucrania, ha impulsado el consumo de la variedad de oliva para usos en los que no era tan habitual, como las frituras. Se cumple así el refrán “a falta de pan buenas son tortas”. El problema surge cuando estas tortas son más caras y encima no son ni siquiera tortas. Tal y como ha destapado la Agencia de Seguridad Alimentaria (Aesan), se ha detectado la venta de aceite, etiquetado como “aceite de oliva” y “aceite de oliva virgen extra”, pero que en realidad no es tal, sino aceite vegetal de semillas elaborado, envasado y distribuido fuera de las normas. Cientos de consumidores se pueden haber visto afectados por este fraude que vende un producto de peor calidad bajo la etiqueta de aceite de oliva, con el incremento de precio que este etiquetado conlleva. De hecho, un reciente análisis de precios de la Organización de Consumidores y Usuarios revela que los productos que más subieron de precio en marzo respecto al mismo periodo del año anterior fueron el aceite de oliva suave de marca blanca (53,6%) y el aceite de girasol de marca blanca (49,3%).

¿Dónde se ha producido el fraude?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica que el aviso llega desde la Región de Murcia. “Las investigaciones realizadas en el marco de una operación de lucha contra el fraude en la venta de aceite de oliva han dado resultado, al haber revelado los análisis que lo que se comercializada como aceite de oliva u oliva virgen en realidad era un aceite vegetal de otro tipo: aceite de semillas o mezcla de aceites vegetales de semillas, en cualquier caso, no aceite de oliva”, detalla la Organización. Tanto la Aesan como la OCU advierte que este tipo de engaños pueden “suponer un riesgo para la salud, pues se trata de la venta de un producto generado de manera clandestina, sin trazabilidad fiable sobre su origen, composición, etc.”.

¿Cómo detectar las botellas de aceite de oliva falso?

La OCU ha recopilado las marcas bajo las que se se ha vendido este aceite de oliva fraudulento. Entre ellas se encuentran:

-Aceite de oliva virgen Wafa (envases de 2 litros).

-Aceite de oliva Maakoul.

-Aceite de oliva virgen Riad Al Andalus ( envase de 1 litro).

-Maysae (envase de 1 litro).

-Aceite de oliva virgen (sin marca comercial, envases de 5 litros),

-Aceite de oliva virgen extra La Noria (5 litros).

-Aceite de oliva virgen extra Zannouti 3131 (envase de 1 litro).

-Aceite de oliva virgen Virgen de la Salud (envases de 0,5, 1 , 2 y 5 litros).

-Aceite de oliva virgen extra Virgen de la Salud (envase de 0,5 litros).

-Aceite de oliva virgen extra Rahouyi (2 litros).

-Según la información disponible, estos aceites se han distribuido mayoritariamente en Murcia, pero también se tiene constancia  de la venta en Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana.

¿Qué debe hacer el consumidor?

La OCU explica que se ha ordenado la  retirada de la venta de todos ellos. Por el momento, no se tiene constancia de ningún problema de salud generado por estos productos, desde Aesan se recomienda a las personas que pudieran tener en sus hogares alguno de estos aceites que eviten consumirlos y los devuelvan al puntos de venta.