Francia también aprovecha la crisis de España con Argelia y negocia comprar un 50% más de gas al país magrebí

Italia ya firmó también un contrató de 4.000 millones para asegurarse el suministro de este combustible

El presidente francés, Emmanuel Macron, junto al argelino, Abdelmadjid Tebboune, durante la reciente visita del mandatario galo al país magrebí
El presidente francés, Emmanuel Macron, junto al argelino, Abdelmadjid Tebboune, durante la reciente visita del mandatario galo al país magrebí FOTO: Ludovic Marin AP

Primero fue Italia y ahora es Francia. La crisis diplomática abierta por el Gobierno de Pedro Sánchez con Argelia tras su cambio de postura sobre el Sáhara Occidental y su defensa de la postura marroquí en detrimento de la Argelina está siendo aprovechada por algunos de los “socios” europeos de España para tomar ventaja en un país clave para garantizar el suministro de gas. La distribuidora Engie, controlada por el Estado francés en un 23%, negocia con el Gobierno de Argelia para aumentar un 50% el suministro de gas en previsión de un invierno difícil debido a la escasez de energía por la guerra en Ucrania.

Según informó Europa 1, las negociaciones sobre el aumento de gas y gas licuado procedente del país norteafricano no están todavía cerradas y se intensificarán en las próximas horas.

Aunque en su agenda oficial no se preveían acuerdos sobre suministro de gas, las conversaciones suceden después de la histórica visita de dos días del presidente francés, Emmanuel Macron, a Argelia. Entre la comitiva desplazada a Argel y Orán, figuraba la consejera delegada de Engie, Catherine McGregor, quien se entrevistó con el ministro argelino de Energía y de Minas y con Sonatrach, la empresa argelina explotadora de gas y petróleo.

Macron valoró este viernes el papel de este país magrebí, el primer exportador de gas de África, para diversificar el suministro a Europa que busca con urgencia romper con la dependencia rusa. “Es muy bueno que haya una mayor cooperación y más volumen a través del gasoducto italiano (Transmed) porque es una cuestión de solidaridad europea”, declaró el mandatario francés en Argel sobre el reciente incremento de suministro acordado con Italia en plena crisis energética.

Acuerdo con Italia

A mediados de julio, el entonces primer ministro italiano, Mario Draghi, firmó un contrato de 4.000 millones de dólares que garantiza el suministro de gas argelino a los italianos el próximo otoño y desplaza a España como socio preferente en el sur de Europa.

Draghi visitó la capital de Argelia junto a una importante delegación del Gobierno transalpino, que incluyó a los ministros de Asuntos Exteriores, de Interior, de Justicia y de Transición Ecológica y confirmó “una asociación privilegiada” con el país magrebí en el sector energético, que lo convierte “en el principal proveedor de gas nuestro país”, según confirmó el primer ministro italiano durante la conferencia de prensa conjunta con el presidente argelino, Abdemadjid Tebboune.

Argelia ha comenzado a intensificar el suministro de gas a Italia a través del gasoducto Transmed que llega a Sicilia vía Túnez. La empresa de hidrocarburos argelina Sonatrach ha inyectado 4.000 millones de metros cúbicos adicionales, que se suman a los cerca de 14.000 millones suministrados en lo que va de año. Un incremento que representa un 113% de los volúmenes previstos y que el país magrebí espera aumentar hasta los 6.000 millones de metros cúbicos antes de 2023. El envío se realizará a través de la petrolera italiana ENI, controlada un 30% por el Tesoro italiano, que se ha convertido en la principal empresa energética internacional en Argelia.