MENÚ
sábado 17 agosto 2019
23:52
Actualizado

El sistema de estabilización del Boeing 737 Max se disparó varias veces antes del accidente de Etiopía

No está claro si el dispositivo fue reactivado por los pilotos o saltó de forma automática

  • Cabina de pilotaje de un Boeing 737 Max
    Cabina de pilotaje de un Boeing 737 Max /

    Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

03 de abril de 2019. 17:32h

Comentada
Roberto L. Vargas 3/4/2019

Las sospechas de que el sistema de estabilización automatizado, más conocido como MCAS, está detrás de los accidentes de los dos Boeing 737 Max de Indonesia y Etiopía que le costaron la vida a más de 350 personas van tomando cuerpo. Tanto Reuters como “The Wall Street Journal” han informado de que este dipositivo, que hace que la aeronave baje su morro de forma automática para evitar una pérdida de sustentación cuando detecta que vuela inclinada hacia arriba, se habría disparado varias veces antes del accidente sin que esté claro si fueron los pilotos los que lo manipularon o, directamente, falló y provocó las catástrofes.

La agencia Reuters, citando dos fuentes próximas a la investigación, asegura que los investigadores están estudiando la posibilidad de que el software se reactivara al menos en cuatro ocasiones sin ninguna intervención humana. Abundando en esta teoría, “The Wall Street Journal” asegura que los pilotos, siguiendo el manual de emergencia de Boeing, apagaron el MCAS para retomar el control de la nave cuando se percataron de que se estaba inclinando hacia abajo y que, al no poder elevarlo, volvieron a encender el sistema. No obstante, al parecer, el sistema habría seguido empujando el aparato hacia abajo.

La información del “Journal”, que se apoyan en datos obtenidos de las grabadoras de la caja negra del avión obtenidos tras las pesquisas preliminares, cuestionaría las declaraciones de Boeing y la Autoridad Federal de Aviación (FAA) de que se podría haber evitado el accidente si los pilotos del avión etíope hubieran seguido los procedimientos de seguridad.

Desde que el MCAS se situó en el centro de las sospechas de los siniestros, Boeing está trabajando en una actualización de su software. La semana pasada aseguró que tenía lista una actualización que iba a enviar de forma inmediata a la FAA para su validación. Sin embargo, ayer mismo, la compañía reconoció que todavía no lo tiene listo y que necesitará “semanas” para terminarlo. Hasta que este parche y la investigación del siniestro de Etiopía por las autoridades francesas no estén concluidos, la flota de más de 300 737 Max que poseen las aerolíneas seguirá en tierra. Algunas compañías ya han comenzado a revisar sus programaciones dando por hecho que no podrán volar al menos en un par de meses.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs