Opinión

El Submarino: Derrota con patata caliente

Editorial La Razón

La pretensión del PNV de arrimar el ascua a su sardina en la Denominación de Origen Rioja con la creación de una subdenominación para la Rioja Alavesa se ha estrellado contra un muro. Siguiendo la técnica habitual, Aitor Esteban, que sólo ha encontrado palmaditas en la prensa de su partido, ha vendido su plegada de velas como una medida destinada a la negociación con el Ministerio de Agricultura de Luis Planas, al que los bodegueros ya le han dicho que nones. Planas, que no destaca por agarrar los toros por los cuernos, se ha visto de repente en un fuego cruzado y con una patata caliente que puede incendiar a una de las áreas de producción vinícola de mayor trascendencia en España.