Sección patrocinada por sección patrocinada
Noticias destacadas

Meteorología

Cambio radical de tiempo: las borrascas podrían traer lluvias abundantes y nieve a partir de esta fecha

Aunque se espera que lo que queda de semana la dorsal anticiclónica siga afectando al país, ya se observan algunos signos de debilitamiento

Una persona se protege de la lluvia con paraguas
Una persona se protege de la lluvia con paraguasMateo LanzuelaEuropa Press

Desde hace casi dos semanas España ha estado afectada por una robusta dorsal anticiclónica que seguirá dejando tiempo estable en la mayor parte del país, con nieblas persistentes, temperaturas elevadas para la época del año y precipitaciones casi inexistentes.

Sin embargo, esta dorsal comienza a debilitarse y es probable que de cara al 8-10 de febrero pueda producirse un cambio de patrón meteorológico que podría traer lluvias abundantes a algunas zonas y nevadas en las montañas, según pronostica Samuel Biener, experto de Meteored.

La dorsal seguirá afectando al país el resto de la semana, aunque ya se pueden observar algunas señales de debilitamiento, como una débil DANA que ha conseguido abrirse paso en el Atlántico.

Se espera que esta DANA sea reabsorbida por el chorro polar y después atravesaría la Península de oeste a este a principios de la próxima semana, y a partir de aquí se abrirían varios escenarios.

Según el modelo de Meteored, a partir del 8 de febrero podría establecerse un patrón de NAO- durante varios días, con borrascas que discurrirían más al sur que ahora y que podrían aproximarse más a España. De cumplirse este escenario, los frentes llegarían bastante activos con precipitaciones abundantes, especialmente a la vertiente atlántica.

Según explica Biener, las profundas bajas atlánticas transitarían más cerca de la Península, y los meandros del chorro polar podrían favorecer la formación de anticiclones de bloqueo, lo que podría desviar el tránsito de borrascas por el sur del continente europeo o la posible llegada de masas de aire polar o ártico hacia el territorio español.

Además, podría darse una interacción entre el aire frío procedente de Europa y el aire más templado y húmedo del Atlántico, que dejaría lluvias y nevadas importantes en algunas zonas del continente europeo. No obstante, el experto advierte que los mapas dibujan varios escenarios posibles y habrá que ir concretando en las siguientes jornadas.