Encuesta: Rechazo a una negociación «bilateral» entre el Estado y Cataluña

Los votantes del PSOE preferirían la abstención del PP antes que el pacto con ERC, según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN

Thumbnail

El año está apunto de acabar y, poco más de mes y medio después de las generales, el bloqueo sigue asentado en la vida política. Aunque en realidad, esta situación arrancó hace ocho meses, con la cita con las urnas del 28-A tras la cual el PSOE no consiguió formar gobierno, lo que nos llevó al 10-N. De ahí que el sentimiento de la ciudadanía sea una mezcla de enfado y frustración, que se traduce en un mayoritario rechazo a unos terceros comicios si finalmente ese acuerdo –que se prevé inminente– entre los socialistas y ERC no llega a buen puerto.

Y pese a ese malestar y a que son cada vez más los que piden un cambio en la Ley para que esto no vuelva a ocurrir, los españoles se mantienen optimistas y creen que Pedro Sánchez logrará finalmente ser investido presidente del Gobierno. Estos son algunos de los datos que se desprenden de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, en la que, además, ese hartazgo ciudadano con la política queda demostrado, entre otros motivos, al no aprobar ninguno de los líderes de los principales partidos.

Más allá de las respuestas generales a las preguntas que se plantean, el sondeo también desvela el sentir de los votantes de cada formación. Y en uno de los temas más candentes actualmente, los apoyos que necesita Sánchez, destaca la posición de sus fieles. Mientras la mayoría (71,6 por ciento) de los que el pasado 10-N votaron al PSOE preferiría una abstención del PP que facilite a Sánchez ser presidente, sólo el 45,4 por ciento aplaudiría que ese apoyo llegue de ERC.

Encuesta NC Report
Encuesta NC ReportAdrián Herranz

En líneas generales, se puede decir que hay prácticamente un empate entre los que quieren que la formación de Pablo Casado se abstenga en la aún por convocar sesión de investidura (46 por ciento) y los que no (41,9). Y en el caso de los votantes populares, uno de cada cuatro (25,7 por ciento) cree que el PP debería facilitar la Presidencia a Sánchez, mientras que dos de cada tres (65,4 por ciento) rechaza esa abstención.

En lo que se refiere a ese apoyo condicionado de ERC, la mayoría de los ciudadanos (47 por ciento) considera que los socialistas deberían romper cualquier tipo de negociación con Esquerra. Sólo el 28,3 por ciento no ve necesario aparcar el diálogo entre ambas formaciones a pesar de las exigencias de ERC. En este punto, los partidos de la derecha son tajantes y ninguno de sus votantes apoya mantener las negociaciones PSOE-ERC. Únicamente continuarían con ellas el 79,8 por ciento de los simpatizantes de Podemos y el citado 45,4 por ciento de los del PSOE.

Y es que a los españoles no les entusiasma esa mesa de negociación bilateral con Cataluña que busca Esquerra para desbloquear la situación política y permitir así que el Ejecutivo eche a andar. En concreto, es algo que desagrada a la mitad (50,4 por ciento), que rechaza que el futuro Gobierno se negocie sólo con los independentistas de la Generalitat de Cataluña. Por el contrario, apenas un 28,1 por ciento ve con buenos ojos esa mesa. Algo que tampoco apoya la mayoría de los votantes socialistas: el 43,7 por ciento la critica mientras el 35 por ciento la aplaude.

Frente a esa negociación entre dos, los encuestados son más partidarios de que el PSOE escuche a los partidos constitucionalistas. Es lo que opina el 47,4 por ciento de los españoles, frente a un 29,8 por ciento que considera que Sánchez no tiene que contar con ellos y que con los secesionistas es suficiente para convertirse en presidente y dejar de lado el apellido «en funciones».

Fuera de esas negociaciones y condiciones a dos bandas, la mayoría de los españoles cree que, pese a todo, Sánchez será finalmente investido presidente del Gobierno. Así lo piensa el 62,9 por ciento de los encuestados, frente a un 28,5 por ciento más pesimista que considera que no lo conseguirá. Lo logre o no, lo que gusta y no gusta a partes iguales es el socio de Gobierno del PSOE: Podemos. Y es que mientras un 40,4 por ciento de los ciudadanos considera positivo que los de Pablo Iglesias entren en el Ejecutivo, un 44,2 por ciento lo ve negativo. De hecho, un 11,5 por ciento de votantes socialistas lo rechaza.

Lo mismo ocurre con la posibilidad de que, si gobierna finalmente Sánchez, logre sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (aún están prorrogados los de Montoro de 2018): un 44,2 por ciento cree que será capaz y un 40,6 por ciento piensa, por el contrario, que no lo conseguirá.

Pero de todas las respuestas de esta encuesta, la que apoyan con más fuerza los ciudadanos es la necesidad de cambiar la Ley Electoral para evitar que se repita el bloqueo político. El 72,3 por ciento de los españoles apoya esa modificación normativa, frente a un escaso 14,1 por ciento que cree que las cosas están bien como están. De hecho, respecto al sondeo del pasado 6 de diciembre han aumentado los partidarios de reformar la Ley con este fin. Entonces eran también mayoría quienes apoyaban que gobernara la lista más votada o que al partido ganador de las elecciones se le premiase con más escaños. Los más críticos con esta modificación son los votantes de Podemos.

Porque lo que nadie quiere es repetir elecciones: el 61,4 por ciento rechaza esta posibilidad frente a un 23,6 por ciento que no considera un problema tener que volver a las urnas. Aquí, los votantes de Vox son los más partidarios de celebrar nuevos comicios, mientras que los de Podemos son los más reacios.

De ahí que el suspenso sea la nota que los ciudadanos ponen a los líderes de los principales partidos políticos: Sánchez (3,9 puntos), Casado (3,5), Iglesias (2,9) y Abascal (2,4).

Las claves

Los votantes de Vox, los más partidarios de repetir las elecciones
Mientras la mayoría de los españoles (61,4 por ciento) rechaza tener que volver a las urnas, una gran parte de los votantes de Vox (43,9 por ciento) no ve con malos ojos unos nuevos comicios. En el lado contrario, los simpatizantes de Podemos son los más críticos con la repetición (89,3 por ciento no lo aprueba).
Uno de cada tres votantes socialistas apoya la mesa de negociación bilateral con Cataluña
El comportamiento de los votantes del PSOE es en cierto modo llamativo en lo que se refiere al necesario apoyo de los separatistas. El 35 por ciento apoya la mesa de negociación bilateral con Cataluña que apoya Esquerra y el 43,7 por ciento la rechaza.
Ningún líder político aprueba
Los ciudadanos suspenden a los líderes de los principales partidos. El mejor valorado es Pedro Sánchez, con 3,9 puntos, seguido de Pablo Casado, con 3,5. Menos de 3 puntos dan los españoles a Pablo Iglesias (2,9) y a Santiago Abascal (2,4).