Seis años y medio de cárcel para “Igor el Ruso” por robar en casas de campo y matar a un perro

Un juzgado de Teruel le impone otra condena tras reconocer el ex militar de origen serbio los asaltos a las viviendas mientras se escondía en los montes turolenses a finales de 2017

Juicio contra Norbert Feher en Teruel
"Igor el Ruso", en el juicio por el que fue condenado a 21 años de prisión por disparar a dos vecinos de Albalate (Teruel)Antonio GarcíaEFE

El ex militar de origen serbio Norbert Feher, conocido como “Igor el Ruso”, ha sumado una nueva condena por varios robos en viviendas de la provincia de Teruel en 2017, antes de que asesinara a un ganadero y a dos guardias civiles e intentase matar a dos vecinos de la localidad de Albalate del Arzobispo.

En esta ocasión, el Juzgado de lo Penal de la capital turolense le ha impuesto una pena de seis años y medio de prisión y una multa de 6.000 euros por media docena de robos con fuerza en casas de campo, con la agravante de reincidencia, y la muerte de un perro de caza en una de esas viviendas.

La condena se produce después del acuerdo de conformidad alcanzado ayer por la defensa de Feher con las acusaciones y que llevó a “Igor el Ruso” a reconocer los hechos que se le imputaban en este procedimiento y las penas solicitadas. La Fiscalía pedía para el acusado una pena de cuatro años y medio de prisión.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón confirmó el pasado mayo la condena de 21 años de prisión y 117.000 euros de indemnización al ex militar por dos tentativas de homicidio y tenencia ilícita de armas por disparar en el citado municipio a dos personas, que resultaron heridas, el 5 de diciembre de 2017.

Los hechos por los que ahora se le condena se produjeron en las semanas previas al asesinato del ganadero José Luis Iranzo y a los agentes Víctor Romero y Víctor Caballero. “Igor el Ruso” compareció ayer por videoconferencia en el juicio desde la prisión de Teixeiro (La Coruña) para ratificar el acuerdo de conformidad con las acusaciones.

En su resolución, la titular del Juzgado de lo Penal de Teruel, Amparo Monge, recuerda que entre noviembre y diciembre de 2017, Feher asaltó, con la intención de robar, diversas casas de campo en los municipios turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra. En uno de esos robos, y tras no poder acceder a la vivienda, "mató a un perro podenco andaluz" adiestrado para la caza y valorado en 600 euros.

En algunas de las viviendas asaltadas -a las que accedió tras forzar puertas o ventanas- no llegó a sustraer objeto alguno “por causas independientes a la voluntad del acusado”, y en las que sí lo hizo se llevó cosas de escaso valor, como cajas de cervezas, botellas de whisky y ginebra, latas de comida, un saco de dormir, una tienda de campaña, una linterna, un chubasquero, un transistor o un convertidor. Su defensa alegó que se trataba de meros objetos “de supervivencia”.

Feher -quien ya fue condenado a cadena perpetua en Italia por dos asesinatos cometidos antes de desplazarse a España y refugiarse en la comarca turolense de Andorra- no podrá residir ni acercarse a estos dos municipios durante diez años una vez recupere la libertad.