Montero garantizará por ley la autodeterminación de género

La Ministra de Igualdad se compromete a llevar a cabo la despatologización de la transexualidad y a mejorar la legislación contra las violencias en la infancia

La autodeterminación del género y la despatologización de la transexualidad son compromisos del Gobierno de coalición que se verán recogidos en la legislación española, subrayaron ayer fuentes del Ministerio de Igualdad. «Evidentemente la autodeterminación de género se va a reconocer como un derecho (...) El mensaje que quiere mandar el Gobierno de España es claro: este Gobierno apoya a las personas del colectivo LGTBI con todas sus letras y es consciente de la deuda histórica que tiene con las personas trans, que han luchado por los derechos de todos», precisaron esas fuentes.

Igualdad prevé avanzar en los derechos de las personas de este colectivo a través de tres leyes: la de igualdad LGTBI, la ley trans y la ley de igualdad de trato, para las que espera recabar un «gran consenso político».

Esta semana, coincidiendo con la celebración del Orgullo, se ha puesto en marcha el trámite de consulta pública previo a la elaboración del anteproyecto de ley LGTBI, con el objetivo de recibir aportaciones de la sociedad civil.

Con la vista puesta en esas leyes, Igualdad ha dictado una orden ministerial para crear un Consejo de Participación LGTBI que empezará a reunirse en septiembre y que participará en el desarrollo normativo de estas medidas.

De las tres normas que prevé sacar adelante Igualdad, la ley LGTBI sería la que está más avanzada. Las Fuentes de Igualdad consultadas son optimistas respecto a los consensos políticos para que se apruebe en el Parlamento, puesto que en la legislatura XII una ponencia ya sentó las bases de su contenido.

Poco se ha detallado del contenido que tendrá la ley trans, pero las fuentes ministeriales han hecho hincapié en que será integral y apostará por la despatologización de la transexualidad y la autodeterminación del género con seguridad jurídica.

Han explicado que la Organización Mundial de la Salud entiende que la transexualidad no es una patología y que España no puede ir por detrás y han recordado que el Tribunal Constitucional sostuvo en 2019 que los menores no pueden ser privados del derecho a la identidad de género. Igualdad trabajará asimismo junto a la Vicepresidencia de Asuntos Sociales en la «identidad sentida y de género en los menores».

Desde el Ministerio son conscientes de que los trámites de estas leyes serán largos y «es muy difícil prever» cuándo podrán aprobarse, pero han sostenido que se abordarán con urgencia y como una «cuestión política relevante».

«Se consideran dos normas de carácter urgente porque afectan al día a día de millones de españoles, queremos mandar un mensaje pedagógico a la sociedad de que es una cuestión de derechos fundamentales en la que tiene que estar todo el arco de colores políticos», han incidido.

Fuentes de Igualdad también han asegurado que promoverán diversas modificaciones en la ley contra la violencia en la Infancia, especialmente para asegurarse de que contiene una perspectiva de género.