El juez del TC investigado por malos tratos pide la baja tras ingresar en un hospital

El presidente del TC informó de ello al Pleno, así como de la causa abierta en el Supremo contra el magistrado Valdés

El Presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, en el Pleno celebrado esta mañana ha dado cuenta al colegio de Magistrados de la solicitud de baja médica del Magistrado Fernando Valdés Dal-Ré, ingresado en un hospital de la Comunidad de Madrid desde hace varios días. Según informaron a LA RAZÓN fuentes próximas al TC fueron varios magistrados los que recomendaron a Valdés que solicitara la baja médico, antes de que sus problemas hayan hecho que tenga que ingresar en un hospital, pero en esos momentos se negó a aceptar tal recomendación.

Asimismo, González Rivas ha informado al Pleno del oficio remitido por la Sala Segunda del Tribunal Supremo al Tribunal Constitucional en el que se acuerda incoar diligencias de investigación respecto del Magistrado Valdés, así como la designación del magistrado Andres Martínez Arreita como instructor de esa causa.

El pasado día 15, la Sala Segunda del Tribunal Supremo La Sala abrió una causa penal al magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés al apreciar indicios de la comisión de un delito del artículo 153.1 y 3 del Código Penal, donde se tipifica los malos tratos en el ámbito familiar, delito castigado con penas de 6 meses a un año de prisión o trabajos en beneficio de la comunidad. En ese auto, la Sala afirmaba que en la exposición razonada elevada por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Majadahonda, tras sintetizarse el contenido de las diligencias, se expresaba que de ellas resultaban indicios de la eventual comisión por parte del investigado de hechos que pudieran encajar en dicho delito; criterio que fue asumido por la Fiscalía.

Fenando Valdés, quellegó al TC en en 2012 avalado por el PSOE y su puesto está pendiente de renovación, fue detenido la noche del pasado 10 de agosto en su domicilio de Majadahonda (Madrid) tras haber recibido la Guardia Civil un aviso por la presunta comisión de un delito de violencia de género sobre su esposa. Al parecer, no fue la esposa la que denunció los supuestos hechos sino unos vecinos que escucharon una discusión subida de tono y dieron aviso a la Guardia Civil. Valdés, que fue puesto en libertad con cargos, no hizo valer en ningún momento su condición de magistrado del alto tribunal.