La asociación mayoritaria de jueces acudirá a Europa y adoptará medidas de presión si se aprueba la reforma de PSOE y Unidas Podemos

Es “claramente inconstitucional” y supondrá la “definitiva politización del Consejo General del Poder Judicial”

Las críticas a la pretendida reforma judicial de PSOE y Unidas Podemos para suprimir el aval de 3/5 de las cámaras para la elección de los 12 vocales del turno judicial del Consejo General del Poder Judicial no disminuyen, sino que, por el contrario, crecen cada día al ver que no parece que haya intención alguna de rectificar por parte de los dos partidos que gobiernan en coalición.

Así, la asociación Profesional de la Magistratura, mayoritaria en la Carrera Judicial, en la reunión que ha mantenido su Comité Ejecutivo en Segovia ha adoptado un acuerdo oficial en el que se señala que la citada reforma judicial que cambiaría las mayorías para la designación de los 12 vocales del órgano de gobierno de los jueces y magistrados “resulta manifiestamente contraria a la letra y al espíritu” de lo dispuesto en la Constitución, “puesto que anula las cautelas señaladas por el Tribunal Constitucional en la sentencia” que avaló que esos vocales fuesen designados también por las cámaras, “para evitar la colonización del órgano de gobierno de los jueces por los partidos”.

La reforma, asegura la APM, abre la puerta a la “definitiva politización del CGPJ y lo inhabilita para el ejercicio de su función constitucional de garantizar la independencia de los jueces” y, por tanto, se añade al respecto, el régimen de frenos, pesos y contrapesos sobre el que se sustenta el Estado de Derecho y, en definitiva, la democracia.

Por ese motivo, la citada asociación de jueces y magistrados advierte que, de continuar adelante la pretendida reforma, ejercitará las acciones necesarias, “a nivel interno e internacional, y acudirá a los  órganos nacionales y europeos para salvaguardar nuestro Estado de Derecho”.

Y, por ello, concluye el acuerdo adoptado hoy por la APM, si lo que hoy es una proposición de ley llega a aprobarse en las Cortes Generales, “adoptaremos todas aquellas medidas de presión que están a nuestro alcance, sin descartar ninguna”