Sánchez pide por carta a Aragonès el apoyo de ERC a los Presupuestos

Responde al vicepresidente catalán tras la petición de ayudas a los sectores afectados por las la Covid pero le reclama sumar los votos de los republicanos a las cuentas públicas en el Congreso

GRAFCAT837. BARCELONA, 04/02/2020.- El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, durante la reunión semanal del Govern, que ha presidido en ausencia por motivos personales del president Quim Torra, a dos días de que se reúna en Barcelona con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Andreu DalmauAndreu DalmauEFE

Moncloa no quiere que Unidas Podemos siga capitalizando las negociaciones para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. Después de que fuera el vicepresidente segundo el que moviera los hilos para acelerar el apoyo de Bildu a las Cuentas Públicas, y de que escenificara el pacto también con ERC tras la presentación de la enmienda para frenar los desahucios sin la firma de los socialistas, Sánchez toma el control desde el seno de Moncloa y acelera los contactos con ERC.

Es por ello que ha mandado una misiva al vicepresidente y presidente en funciones del Govern, Pere Aragonès, en la que con el pretexto de informar de que el Gobierno aprobará un plan de apoyo para el sector de la hostelería, la restauración y las cafeterías y medidas en materia fiscal para aplazar el IVA, le sugiere que preste los votos de los republicanos en el Congreso de los Diputados para aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

Así lo ha confirmado el propio líder del Ejecutivo a través de una misiva -a la que ha tenido acceso LA RAZÓN- en respuesta a la petición del líder catalán con el objetivo de ayudar a los sectores profesionales que se han visto gravemente afectados por las restricciones adoptadas para frenar el avance del coronavirus. El presidente ofrece apoyo al Ejecutivo catalán, pero le recuerda que para “iniciar el camino de la recuperación” es necesaria la aprobación de las Cuentas Públicas. " Sin duda, la aprobación del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, será el paso decisivo para iniciar el camino de la recuperación. Son, como ya se evidenció la semana pasada en sede parlamentaria, unas cuentas buenas y también para Cataluña”, incide.

Sánchez ha reiterado el “compromiso” del Gobierno de que “nadie se quede atrás” en la crisis derivada por la pandemia. “El gobierno va a aprobar un plan de apoyo al sector HORECA (hostelería, restauración y cafeterías) que tendrá especial importancia en Catalunya, donde se ha restringido la actividad de estos negocios de manera muy notable”, anuncia. En este sentido, el cierre entre el 16 de octubre y el 23 de noviembre de bares y restaurantes en la autonomía para contener la pandemia ha conllevado importantes protestas del sector, que genera mucha actividad y empleo, y, por tanto, se había convertido en materia muy sensible.

De hecho, una de las pugnas entre los socios del Govern (JxCat y Esquerra) desde inicios de semana se ha originado por cómo abordar la reapertura de la hostelería en las próximas semanas. Por tanto, este plan daría aire a un sector muy importante en Cataluña.

Informa también de que en materia fiscal, los empresarios acogidos al régimen de módulos en el IVA obtendrán un beneficio fiscal aplicable en la próxima declaración de enero de 2021 y las que no hayan podido facturar debido a las medidas restrictivas en Cataluña, obtendrán la devolución del IVA soportado.

Sánchez le explica que es en el anteproyecto de los Presupuestos Generales donde se contemplan algunas de las reclamaciones de Aragonès como en materia de conciliación. “Se contemplan varios programas destinado a avanzar en la conciliación laboral y familiar con una dotación de 200 millones de euros, ofreciendo soluciones de conciliación a familias con menores de 14 años a su cargo”. Recuerda también que la duración de la prestación por paternidad “se ampliará de 12 a 16 semanas ininterrumpidas”.

El presidente del Gobierno asegura que su voluntad es la de actuar “con y a través de las comunidades autónomas, en los distintos mecanismos de financiación existentes”. De hecho, comunica al vicepresidente catalán que “10.000 millones serán ya programados y gestionados directamente por las Comunidades Autónomas en sus programas operativos, una vez que la Comisión apruebe el nuevo Reglamento y permita realizar las reprogramaciones pertinentes”.

Sánchez asegura comprender “la difícil situación que están viviendo las familias y los trabajadores catalanes como consecuencia de las medidas restrictivas que la Generalitat ha tenido que poner en marcha” para contener la pandemia. Refrenda que “el Gobierno de España ha actuado y seguirá actuando, en el marco de la cooperación y la coordinación con las comunidades autónomas, reforzando el escudo social, sanitario y económico que pusimos en marcha desde el primer momento, inédito en la historia de nuestro país”.

El vicepresidente y president en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, envió hace un mes una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en que reclama decretar una moratoria en el cobro del IVA, del Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones de la Seguridad Social a empresas que ven limitada su actividad por el coronavirus, han informado fuentes de Vicepresidencia.

De hecho, Aragonès mostró el miércoles en el Parlament su malestar con el Gobierno por la tardanza en la respuesta a la carta enviada. El president en funciones cargó contra Moncloa y la “falta de ayudas directas” a aquellos sectores más golpeados por las restricciones. Asumió toda la “autocrítica” por la gestión de la pandemia en Cataluña, que, ahora evoluciona favorablemente -con una bajada notable de los contagios-, pero también reclamó que el Gobierno “no se lave las manos ante esta segundo ola” y tome medidas de carácter económico, más allá de delegar en las autonomías todo lo relacionado con el ámbito sanitario.