Jordi Pujol Jr. podrá pagar los recibos pendientes de la nave donde guarda su colección de coches de lujo

El juez autoriza el desbloqueo de una de sus cuentas después de que el hijo del expresident se quejara de que la entidad bancaria no había hecho efectiva la medida

Inspección policial en la nave industrial en la que Jordi Pujol Ferrusola guarda su colección de coches de lujo
Inspección policial en la nave industrial en la que Jordi Pujol Ferrusola guarda su colección de coches de lujo

La Audiencia Nacional ha ordenado el desbloqueo de una cuenta bancaria de Jordi Pujol Ferrusola para que el primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol pueda hacer frente -como había solicitado- al pago de diferentes recibos pendientes, entre ellos los correspondientes la nave industrial de un polígono de Teià (Barcelona) donde Jordi Pujol “Junior” guardaba su colección de coches de lujo. Entre ellos, según constató en octubre de 2015 el entonces instructor del “caso Pujol”, el magistrado José de la Mata, un Lamborghini 132 SE, un Jaguar, un Ferrari modelo F106AB/ R y dos Mercedes, uno de ellos un 230SL azul.

En una resolución a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el magistrado Santiago Pedraz autoriza a La Caixa a cargar en esa cuenta bloqueada 21.029,69 euros.

Pujol Ferrusola -al igual que sus padres y hermanos- está procesado por delitos de organización criminal, blanqueo y delito fiscal por ocultar supuestamente en Andorra el dinero procedente de presuntas actividades corruptas. De la Mata sostiene en su auto de procesamiento que “aprovechado su posición privilegiada” y su “ascendencia” en la vida política y económica catalana, acumularon un “patrimonio desmedido” entre 1992 y 2014 “directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas”.

En octubre de 2015, la Audiencia Nacional acordó el bloqueo de las cuentas de Pujol Ferrusola y de sus empresas Iniciatives, Marketing i Inversions, Project Marketing, Active Translation e Inter Rosario Port Services. Un mes después, De la Mata prohibió al primogénito de los Pujol disponer de los seis vehículos de lujo que guardaba en esa nave industrial de Teià.

El pasado 17 febrero, la defensa de Ferrusola se quejó al titular del Juzgado de Instrucción de que el desbloqueo de varias cuentas de Caixabank no se había hecho efectivo y que le apremiaba hacer frente cuanto antes al abono de esos recibos impagados del IBI de su domicilio, de su despacho profesional en Barcelona y de la citada nave del polígono Buvisa.

Pero aunque Pujol Ferrusola se presentó en la oficina bancaria días después, sus abogados denunciaban que hasta ahora “no se ha dado cumplimiento a la orden judicial y no se han atendido los pagos”.

412 euros por dos ejercicios

La defensa del primogénito del expresident propuso que se trasladaran los saldos de las cuentas de tres de sus empresas a la suya personal para poder atender esos recibos. En el caso de la nave industrial donde tiene esos de coches de lujo, cifraban en 412,81 euros las cuotas de la comunidad de propietarios del local industrial correspondientes a los ejercicios 2019 y 2020.

De hecho, la petición venía acompañada del certificado del administrador de la comunidad de propietarios del polígono. Esa certificación, del pasado 15 de diciembre, deja claro que la empresa titular de la nave, Iniciatives Marketing, propiedad de “Junior”, “adeuda a día de hoy en concepto de recibos pendientes de comunidad” la cantidad referida.

La Audiencia ordenó inmovilizar esos ocho coches aparcados en esa nave industrial, seis de ellos de lujo, e impedir a Jordi Pujol Jr. disponer de ellos ante el “progresivo proceso de descapitalización” de todos los activos patrimoniales y financieros que habría llevado a cabo desde el inicio de las investigaciones, faltando “claramente a la verdad” cuando en sus declaraciones negó tener cuentas abiertas en el extranjero. Según informó en su día el diario El Mundo, la Audiencia tasó en casi dos millones de euros el valor de la colección de coches de lujo de Jordi Pujol “Junior”.