Un juez de Mahón decidirá si imputa al notario amigo del ex secretario de Estado investigado en “Kitchen”

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón consideró que hay “indicios suficientes” contra Alberto Vela Rubio-Navarro

Francisco Martínez, ex número dos de Interior, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por el "caso Kitchen"
Francisco Martínez, ex número dos de Interior, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por el "caso Kitchen"Alberto R. RoldánLa Razón

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Mahón deberá decidir si llama a declarar como imputado al notario Alberto Vela Rubio-Navarro, amigo del ex secretario de Estado Francisco Martínez, imputado por el espionaje a Luis Bárcenas en el denominado “caso Kitchen” que se investiga en la Audiencia Nacional.

Según informa una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Islas Baleares, en este juzgado ha recaído por turno la causa por un supuesto chivatazo al ex secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. De esta forma, este juez es el competente para llamar a declarar a este notario después de que el magistrado Manuel García Castellón asegurara que existían “indicios suficientes” para “iniciar un procedimiento penal contra Vela Rubio-Navarro por alertar presuntamente a Francisco Martínez de que la Policía había reclamado unas actas notariales en las que se reflejaban supuestos mensajes sobre el “caso Kitchen” del ex ministro Jorge Fernández Díaz, quien siempre ha negado haberlos enviado.

En un auto de 28 de diciembre, el instructor confirmaba su decisión de deducir testimonio de la actuación del notario de Mahón a los juzgados competentes, que deberán “esclarecer si, a partir de estos indicios, resulta o no debidamente acreditada la existencia de algún tipo de responsabilidad, o si los mismos constituyen o no infracción penal”. De esta forma, rechazaba la intención de Francisco Martínez de evitar que se investigue la actuación de Vela Rubio-Navarro.