Las víctimas reclaman justicia para los 300 españoles asesinados por el Frente Polisario

La Asociación Canaria y otras organizaciones piden al Gobierno y a los tribunales que actúen contra el dirigente saharaui que está en un hospital de Logroño

Brahim Gali, presidente de la RASD y secretario general del Frente Polisario
CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO
  (Foto de ARCHIVO)
24/12/2019
Brahim Gali, presidente de la RASD y secretario general del Frente Polisario CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO (Foto de ARCHIVO) 24/12/2019Servicio Ilustrado (Automático) CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO

La llegada a España, “por razones humanitarias”, del presidente de las República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y dirigente del Frente Polisario, Brahim Ghaly, lleva camino de convertir se en un problema para el Gobierno con derivaciones judiciales.

Al escrito de una asociación de saharauis, que pide su inmediata detención, se une ahora la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE) y la Federación Autonómica de Víctimas de España (FAAVTE). Hay que tener en cuenta que hay 300 españoles asesinados por el Frente Polisario, algunos de los cuales aún están desaparecidos, para los que las víctimas piden justicia.

En un comunicado, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, “condenan y exigen a la Audiencia  Nacional, a la ministra de Exteriores González-Laya y al Gobierno nacional, que detengan de inmediato a Brahim Gali, al que se la permitido la entrada y cura ilegal en un hospital público, estando en busca y captura, por brutales atentados terroristas de bombas, asesinatos contra trabajadores canarios de FossBucraa (en el antiguo Sáhara español) y ser este dirigente polisario, el autor material e intelectual y quien ordenaba los ametrallamientos, asesinatos, secuestros masivos y desapariciones de tripulaciones en alta mar de los marineros canarios en las décadas de 1973 y hasta finales de 1986″.

Exigen al Ejecutivo de Pedro Sánchez “que cumpla cuanto antes con su deber de atender a las víctimas canarias del terrorismo y no a los asesinos del Frente Polisario”.

“Las víctimas canarias del terrorismo afectadas por los atentados terroristas promovidos e ideados por el dirigente polisario, Brahim Gali, no quieren dejar pasar en silencio, la humillación y desprecio que significa para las familias afectadas, la presencia de este asesino polisario, al permitírsele ilegalmente, la entrada (…) cuando tiene una orden de busca y captura por el juez de La Mata, en la Audiencia Nacional por asesinar, secuestrar y ametrallar a canarios con delitos de terrorismo, genocidio y de lesa humanidad”.

También le piden que se ponga del lado de las “300 víctimas del terrorismo canarias afectadas y sus familiares directos, dado que hemos sido nosotras, las que hemos perdido a nuestros padres, esposos y hermanos por culpa de este y otros dirigentes Polisarios que aún siguen disfrutando de impunidad”.

“Lo que tiene que hacer ahora la Justicia y el Estado español, y los actores ministeriales intervinientes, es exigirle en el propio hospital, -tanto a Brahim Gali, cómo al Frente Polisario y su entorno-, a que reconozcan oficialmente el dolor causado, que repararen, pidan perdón, y restituyan a todas y cada una de las víctimas canarias del terrorismo que les destrozó la vida. Y ponerse a disposición de la Audiencia Nacional, entregándose, esclareciendo y asumiendo todas y cada una de las responsabilidades cometidas, para evitar la impunidad de sus acciones terroristas”.

Por último, condenan “la abultada y millonaria subvención de 23 millones de euros que se le acaba de otorgar hace dos semanas al Frente Polisario, en supuesta ayuda humanitaria para el pueblo saharaui, desde el mismo departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores, cuando las víctimas canarias del terrorismo, padecen una lamentable situación de abandono, empobrecimiento y ausencia de una ley autonómica que les repare”.