Sociedad

Barones del PP y del PSOE cargan contra el Gobierno

Creen que si hay otro rebrote del virus Sánchez «debe dimitir»

Thumbnail

Caos, descontrol y dudas. Es el sentir mayoritario de las comunidades el día uno después de que decayera el estado de alarma.

Seis meses después del paraguas jurídico, el país pone rumbo a un escenario de incertidumbre jurídica y bajo el riesgo de que vuelvan los rebrotes en un momento donde debería reinar la prudencia hasta que la campaña de vacunación finalice. Las imágenes de este sábado en Madrid, Barcelona o País Vasco son solo una muestra de lo que puede vivirse en adelante.

El desamparo de las comunidades era latente este domingo, tanto desde las gobernadas por el PP como por el PSOE. Cargan contra el caos que ha producido Moncloa al dejarlas viudas del mecanismo legal para hacer frente a la pandemia y apuntan a un único responsable en el caso de que entremos en una quinta ola; Moncloa.

Como vienen denunciando desde hace meses, creen que el presidente del Gobierno «se ha desentendido» de la gestión del virus al delegar en las comunidades. Así, las críticas políticas se suman a las sanitarias que tras los primeros incidentes registrados en algunas comunidades critican «el fin prematuro» del Estado de alarma. Un caos que se une también al escenario jurídico confuso que se abre.

El Gobierno confía a los tribunales la decisión de perimetrar o extender el toque de queda, y eso se aferraban las comunidades, pero ayer el TSJM canario rechazó el toque de queda pedido por la comunidad autónoma, lo cual obliga a presentar un recurso ante el Tribunal Supremo al tiempo que Navarra ha decidido adelantarse e implantar la restricción horaria, un movimiento que no descartan en Castilla y León.

Si bien desde los ejecutivos de Aragón o Valencia piden prudencia, comunidades gobernadas por el PP como Castilla y León tildaron de «irresponsabilidad» pasar tan pronto del todo a la nada.

El vicepresidente de Junta, Francisco Igea, advirtió de que si se vuelve a necesitar el estado de alarma «el Gobierno debería dimitir». Unas críticas a las que se unió el presidente del PP, Pablo Casado que advirtió de que si hay otra nueva ola será culpa de Sánchez. «Con Sánchez pasamos del estado de alarma al caos; será el responsable si hay otra ola sin que las CCAA tengan la ley de pandemias que llevamos ofreciendo un año», lamentó.

Desde Castilla-La Mancha se muestran críticos. Su presidente condicionó incluso el futuro del Gobierno a una próxima ola como responsable de la pandemia. «Llegar a ese escenario de primeros de junio más protegidos hubiera sido más positivo, pero hay lo que hay», se resignó García-Page.

El presidente gallego Alberto Núñez Feijóo aseguró que el estado de alarma ha sido sustituido por un «caos jurídico» y cargó contra la decisión de derivar al Supremo la decisión final de las restricciones. «Vamos a convertir al Supremo en un juzgado de guardia». El presidente de Murcia, Fernando López Miras denunció que Sánchez no es que haya delegado ahora la pandemia sino que «no ha hecho absolutamente nada en siete meses». En el País Vasco, la primera comunidad que pidió la prórroga del estado de alarma, se mostraron pesimistas y pidieron prudencia.