El 5% de los indultos que concede el Gobierno no tienen el apoyo del tribunal o de la Fiscalía

Los Ministerios de Justicia del PP y del PSOE han reconocido la “trascendencia que otorgan” a las opiniones de los jueces y del Ministerio Público, cuyos informes son “tenidos en cuenta” con una “adhesión elevadísima”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d) y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una imagen de archivo con Pere Aragonès y Quim Torra
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d) y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una imagen de archivo con Pere Aragonès y Quim TorraJesus G. FeriaLa Razón

Una de cada cien peticiones de indulto tienen éxito; y de estas, solo un 5% se acuerdan al margen de las opiniones de la Fiscalía o del tribunal responsable de la condena. Estas son las principales conclusiones que se desprenden de los datos ofrecidos en el Congreso de los Diputados por los dos últimos subsecretarios del Ministerio de Justicia.

Precisamente, el actual subsecretario del departamento, José Miguel Bueno Sánchez, defendió la adecuación de las decisiones sobre indultos a las previsiones de la Justicia. Algo que no ocurrirá si el Gobierno de Pedro Sánchez se decide a eximir a los condenados por el “procés” de su responsabilidad penal sin el aval del Tribunal Supremo y la Fiscalía.

Sin embargo, en su intervención en la Comisión de Justicia de la Cámara Baja celebrada el 15 de junio de 2020, Bueno Sánchez ponía de manifiesto que “los criterios de los informes de los tribunales sentenciadores y del Ministerio Fiscal han sido tenidos en cuenta [en 2018 y 2019] en la resolución de los expedientes, que en el 98% de los indultos concedidos contaban con uno o con los informes favorables”.

Además, el 44% de los indultos concedidos en el primer trimestre de 2018 contaban con los dos informes favorables; el 87% por lo que se refiere a los expedientes del segundo semestre de 2018; y el 77% respecto de los expedientes tramitados a lo largo del primer semestre 2019. En el segundo semestre de 2019 no hubo concesión de indultos al estar el Ejecutivo de Pedro Sánchez en funciones.

Relevancia de los informes

Por su parte la anterior subsecretaria de Justicia, Áurea Roldán Martín, bajo el Gobierno del PP, se expresó el 20 de julio de 2017 y el 21 de febrero de 2018, en sendas Comisiones de Justicia del Congreso, en los mismos términos que el PSOE sobre la relevancia que se otorga a los informes de los tribunales y del Ministerio Fiscal, de cara a conceder el perdón a los condenados.

En concreto, en 2017 aludió a la relevancia que la ley otorga a los informes técnicos de instituciones como el tribunal que dicta la sentencia y el Ministerio Fiscal: “Esta importancia se traduce en la adhesión elevadísima del Gobierno al criterio expresado en los citados informes; en concreto, en una media del 95% de los indultos concedidos [entre 2007 y 2017] se contó con el parecer favorable del tribunal sentenciador, del Ministerio Fiscal o de ambos”, destacó la exsubsecretaria del Ministerio de Justicia del PP.

“Absoluta coincidencia”

En 2018 Roldán Martín subrayó de nuevo “la trascendencia que el Gobierno otorga al criterio expresado por el tribunal sentenciador y el ministerio fiscal en sus respectivos informes”. Según su opinión los datos del segundo semestre de 2017 demostraban “una absoluta coincidencia de criterio con el órgano jurisdiccional, pues los seis indultos concedidos en este periodo contaron con el parecer favorable, al menos, del tribunal sentenciador”. Completó su discurso asegurando que en la mayoría de los casos “se atiende el criterio del Ministerio Fiscal”, algo que demostraría, según dijo, que la oposición no tenía razón al asegurar que había “un lento pero progresivo aumento de la discrecionalidad del Gobierno”.

Tanto el Ministerio de Justicia actual como el anterior informaron de que la media de peticiones de indulto durante los últimos años era de unos 4.000 anuales, de los que solo se conceden menos del 1%. Roldán Martín apuntó “el carácter excepcional de la concesión de indultos en los últimos diez años”, que han pasado de 400 en 2012 a los 27 concedidos en 2016. “Resulta destacable el mínimo de indultos sobre el total de solicitudes resueltas, en torno a un 1%, porcentaje que ha sufrido una progresiva reducción respecto al 11,26% de 2007″, concluyó.