Sin un modelo de designación único en la Unión Europa

La situación varía desde la independencia del modelo francés a la injerencia política en Alemania

Miembros del TC alemán, ubicado en Karlsruhe
Miembros del TC alemán, ubicado en KarlsruheDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El lunes arranca el nuevo año judicial casi en el mismo punto que finalizó el anterior. Sobre la mesa el principal asunto continúa siendo la renovación del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de los jueces que debió renovarse hace 1.005 días. Los actuales vocales deberían haber sido sustituidos en 2018, una situación inédita y muy criticada tanto por las asociaciones como desde la Unión Europea. La negativa de los dos grandes partidos –PP y PSOE– a llegar a un acuerdo para su designación enciende todas las alarmas y pone sobre la mesa la posibilidad de reformar el proceso de nombramiento para evitar situaciones como la actual. A continuación, repasamos qué proceso siguen en otros países.

Reino Unido

La llamada Comisión de Nombramientos Judiciales elige a los candidatos, que han tenido que dedicarse al derecho durante 25 años y superar unas evaluaciones. La comisión está formada por 15 miembros, 5 de los cuales son jueces profesionales. Cada juez sabe que la designación para el cargo lo es hasta el momento de su jubilación (están obligados a retirarse a los 70 años si ocuparon un cargo judicial antes del 31 de marzo de 1995, o a los 75 si lo hicieron después). Ello no quiere decir que un juez no pueda cesar en el cargo.

Francia

En Francia, las distintas instancias judiciales del país hacen proposiciones al jefe del Estado que concreta los nombramientos por decreto. El Consejo Superior de la Magistratura es el órgano constitucional encargado de asistir al Presidente de la República en la tarea de garantizar la independencia de la autoridad judicial. La sala competente sobre los jueces está integrada por doce miembros: cinco magistrados, un fiscal, un consejero de Estado, los presidentes de las dos cámaras (Asamblea Nacional y Senado) y tres miembros más nombrados directamente por el presidente.

Italia

El equivalente en Italia al Consejo General del Poder Judicial sería el Consejo Superior de la Magistratura (CSM). Está compuesto por 27 miembros, de los que tres tienen un cargo permanente, dos tercios son elegidos por los propios jueces inscritos en diferentes organismos judiciales y el otro tercio lo escoge el Parlamento. El funcionamiento del CSM se ha reformado en distintas ocasiones a lo largo de la historia, aunque desde el 2002 el mecanismo de elección permanece invariable y tampoco hay reformas a la vista.

Polonia

En Polonia, los jueces del Tribunal Supremo son nombrados por el presidente de la República a petición del Consejo Nacional del Poder Judicial. Este último órgano es el encargado de velar por la independencia de los jueces; su elección se hace a través del Parlamento polaco por una mayoría cualificada de 3/5 votos y, en caso de que fuera necesaria una segunda vuelta, por votación nominal. El nuevo sistema de votación se aprobó en diciembre 2017, la Comisión de Venecia se pronunció asegurando que en un Estado de Derecho, una parte significativa o la mayoría de los miembros de los consejos judiciales deberían estar elegidos por jueces. El Tribunal Constitucional analizó el caso un año más tarde y aseguró que la composición y elección del Consejo Nacional del Poder Judicial respeta los principios constitucionales polacos.

Hungría

En Hungría, el Consejo Nacional del Poder Judicial es un organismo independiente que, de acuerdo a Ley Fundamental (constitución), tiene entre sus principales labores la de supervisar al presidente de la Oficina Nacional del Poder Judicial (ONJ) y participar en la administración de los órganos jurisdiccionales. Los jueces son designados por el presidente de la República siguiendo una recomendación del presidente de la ONJ basada en una clasificación de los candidatos establecida por los consejos locales de la judicatura (formados por jueces elegidos por sus homólogos). Compuesto por 15 miembros, uno de ellos es el Presidente del Tribunal Supremo (Kúria), mientras que los 14 miembros restantes son elegidos durante una reunión de delegados de jueces por mayoría simple y en votación secreta. El presidente de la Oficina Nacional del Poder Judicial es elegido por mayoría de dos tercios en el Parlamento húngaro a propuesta del Presidente de la República.

Alemania

En Alemania se selecciona a los jueces en un primer momento a nivel de los estados federados y en función de criterios de excelencia. Sin embargo, a nivel nacional la elección de los principales órganos legislativos del país están fuertemente influidos por la llamada «Comisión para la Elección Judicial», compuesta por los ministros federales competentes, así como un número igual de expertos designado por el Bundestag o parlamento. La composición está recogida en el artículo 95 de la constitución alemana, en vigor desde 1949. Es por ello que en la práctica y hasta ahora, los mayores partidos del país, la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) así como el Partido Socialdemócrata (SPD) son quienes tienen la última palabra a la hora de designar a los jueces de mayor influencia. El Tribunal Constitucional, compuesto por 16 jueces, por otro lado, es elegido por un grupo de 12 diputados.

EE UU

El Tribunal Supremo de los EE UU elige a sus jueces por votación en Senado, previa nominación por parte del presidente. Los jueces ejercen en su cargo de forma vitalicia. Sólo pueden ser retirados en caso de salir adelante un impeachment.

Qué dice la CE

La Ley del CGPJ, aprobada en 1980, dejaba la elección de los doce vocales que la Constitución no atribuye expresamente a Congreso y Senado en manos de «jueces y magistrados pertenecientes a todas las categorías judiciales», que los elegían mediante su voto «personal, igual, directo y secreto». En 1985 se modificó la ley –con la mayoría absoluta del PSOE–, y todos los vocales pasaron a ser elegidos por el Congreso y el Senado.Según la Ley, cada cámara elige a 10 vocales por una «mayoría de tres quintos» de los parlamentarios (210 diputados y 159 senadores). Esa es la mayoría que ahora no se alcanza por la falta de acuerdo entre las dos principales fuerzas parlamentarias, PP y PSOE. La renovación del CGPJ ha afrontado retrasos en anteriores ocasiones pero el actual bloqueo es el más largo de la historia del órgano de los jueces, en funciones desde el 4 de diciembre de 2018.

Qué dice la Ley de 1985

El CGPJ es el órgano de gobierno del poder judicial y está regulado por el artículo 122 de la Constitución. Su mandato es de cinco años, pero el último se constituyó en diciembre de 2013 y debería haberse renovado en 2018. La composición del CGPJ también queda recogida en el artículo 122 de la CE. Está formado por el presidente del Tribunal Supremo, que lo preside, y 20 miembros: 12 elegidos entre Jueces y Magistrados y otros 8 vocales, 4 a propuesta del Congreso y 4 a propuesta del Senado con mayoría de 3/5 partes de sus miembros entre abogados y juristas de reconocida competencia. En un principio sólo estos últimos 8 vocales eran designados por las Cortes, pero una modificación de la Ley Orgánica en 1985 llevó a que todos los miembros sean elegidos por el Parlamento. Es aquí donde comienza el problema y el intento de politizar esta Institución.