Cerca del 50% de los presos de ETA se encuentra ya en el País Vasco y Navarra

La AVT denuncia que Sánchez ignora a las víctimas y sigue trasladando reclusos de la banda al País Vasco

El subteniente de la Guardia Civil Alfonso Parada, asesinado en Vitoria por uno de los etarras beneficiados con los traslados
El subteniente de la Guardia Civil Alfonso Parada, asesinado en Vitoria por uno de los etarras beneficiados con los traslados FOTO: jmz alf

Un total de 73 presos etarras duermen ya en prisiones de la Comunidad Autónoma Vasca y son en total 82 los traslados que se han realizado a esta región, según denuncia la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que da cuenta de que se han producido cinco nuevos traslados a dicha Comunidad, según ha comunicado el Ministerio del Interior.

“El Gobierno de Pedro Sánchez retoma su agenda carcelaria para continuar con su hoja de ruta y llenar las cárceles del País Vasco y Navarra de presos etarras. Con estos últimos movimientos, alrededor del 50% de los presos de ETA duermen ya en prisiones de estas comunidades autónomas, 73 en el País Vasco y 13 en Navarra”, señala.

“Estos traslados no hacen otra cosa que evidenciar lo que desde la AVT llevamos denunciando desde hace mucho tiempo: presos por presupuestos. Hoy, una vez más, nuestras profesionales del Departamento Psicosocial han comunicado telefónicamente a las víctimas afectadas estos traslados. Y, una vez más, el enfado, el sentimiento de injusticia y la humillación han sido los protagonistas. En estas fechas tan cercanas a la Navidad, donde la familia se convierte en el centro de atención, muchas serán las reuniones familiares en las que falte algún padre, madre, hijo, amigo… por culpa de la barbarie terrorista. Por culpa de unos asesinos que quisieron acabar con el Estado de Derecho y que a día de hoy se ven recompensados siendo acercados con los suyos a su lugar de origen. Una vez más, este Gobierno vuelve a demostrar que está más pendiente del bienestar de los terroristas que de las víctimas del terrorismo”.

“El presidente Sánchez debe seguir contentando a sus socios de Gobierno, da igual que ya se haya trasladado a la totalidad de los presos al menos una vez, y es que desde el Ejecutivo parece que tienen clara la estrategia a seguir: trasladar al mayor número de terroristas al País Vasco”.

Los etarras beneficiados, sin colaborar con la Justicia, son los siguientes:

Zigor Blanco Santisteban. Fue condenado a 22 años por un ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete en 2001. Lleva en prisión desde 2003 y le quedan 2 años por cumplir.

Lexuri Gallastegi Sodupe. En 2008 fue condenada a 1.476 años de prisión por el atentado en 2001 contra el subsecretario general de Policía Científica, Juan Junquera, en el que éste y otras 96 personas resultaron lesionadas. La condena fue confirmada por el Tribunal Supremo en 2009. Lleva en prisión desde 2010, le queda más de la mitad de la condena por cumplir.

José María Novoa Arroniz. En prisión desde 1999, le quedan 8 años de prisión por cumplir. En el 2002 fue condenado a 29 años de prisión como responsable del asesinato en Vitoria de Alfonso Parada Ulloa, subteniente de la Guardia Civil retirado.

Jon Joseba Troitiño Ciria. En prisión desde 2010, le quedan casi ¾ de la condena por cumplir. Fue condenado a 268 años de prisión por los atentados contra los hoteles Bahía de Alicante y Nadal de Benidorm el 23 de junio de 2003 en los que resultaron heridas 14 personas.

Gorka Lupiañez Mintegi. En prisión desde 2007, le quedan 5 años de condena por cumplir. Fue condenado por secuestro y sustracción de una autocaravana que fue cargada de explosivos y explosionada en Castellón el 26 de agosto de 2007.