La Fiscalía retrasa la investigación sobre la financiación de Podemos

El juez de la Audiencia Nacional ha prrorogado el secreto de la causa a la espera de que la Sala resuelva el recurso del Ministerio Público sobre si las diligencias son «prospectivas»

En el centro los fundadores de Podemos Carolina Bescansa, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero sobre los que la Audiencia Nacional tiene la lupa
En el centro los fundadores de Podemos Carolina Bescansa, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero sobre los que la Audiencia Nacional tiene la lupa

La investigación sobre la financiación de Podemos por parte de Venezuela que se sigue en la Audiencia Nacional desde hace meses se encuentra paralizada después del recurso que interpuso la Fiscalía por considerar «prospectivas» las diligencias que había requerido el juez. El instructor a cargo, Manuel García Castellón, acaba de firmar la prórroga del secreto de esta causa, según confirman fuentes judiciales, y no tomará ninguna decisión más hasta que la Sala de lo Penal resuelva si el Ministerio Público tiene razón.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, recurrió a primeros de diciembre, tal y como adelantó LA RAZÓN, la batería de actuaciones que el juez encomendó a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía. Los agentes ya han hecho algunos avances sobre los que podrían ir dándose pasos, según estas fuentes, pero la prudencia manda a esperar para saber si podrán incorporar todos estos datos al caso o, si por el contrario, quedarán fuera. Esta última opción desinflaría las posibilidades de que las pesquisas siguieran adelante porque, sin las comprobaciones que pueda hacer la Policía, lo relatado por el exjefe de la Inteligencia venezolana Hugo Carvajal («El Pollo») se quedará en indicios sin apuntalar. Los magistrados de la Sala no tardarán mucho en resolver, explican dichas fuentes, pero en este «impasse» había que prorrogar el secreto porque levantarlo podría terminar perjudicando la investigación.

La Fiscalía considera que el juez -que reabrió la causa a raíz de las explicaciones de El Pollo- se ha extralimitado en su petición a la UDEF por incluir hechos más allá de aquellos sobre los que en un inicio se había puesto la lupa. Pedía, entre otras cosas, que se comprobara por ejemplo los viajes realizados por el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero para cotejarlo con las fechas en las que Carvajal lo sitúa recibiendo maletas de dinero en países del Caribe. El exjefe de la inteligencia de Nicolás Maduro relató tres vías a través de las que las cantidades llegaban hasta el partido morado y hasta otras muchas formaciones a lo largo del mundo que compartían sensibilidad con el régimen bolivariano.

Además de estos pagos en efectivo, el dinero supuestamente se recibía en España mediante valija diplomática, es decir, en una maleta de embajada a embajada que goza de la protección internacional y, por tanto, no pasa los controles aeroportuarios.Este segundo camino es muy complicado de rastrear y fuentes judiciales entienden que aquí tienen pocas posibilidades de éxito.

Pero los investigadores sí pusieron el foco en un tercer recorrido relatado por El Pollo. Se trata de una serie de entramados societarios como Viu Comunicaciones y Viu Europa a través de los que el dinero fluía y en las que, presuntamente, también estaba involucrada otra exdirigente del partido, Carolina Bescansa.

Para sostener toda el listado de diligencias que se encargó a los agentes, tanto el juez titular como el de apoyo (Joaquín Gadea que es quien firmó el auto) se basaron en lo declarado por Carvajal en dos tandas -el 20 de septiembre por primera vez de forma voluntaria y llamado por el instructor y una segunda vez el 27 de octubre- así como en el relato de dos testigos protegidos que desfilaron por la Audiencia Nacional escoltados por los propios agentes de la UDEF.

Además, El Pollo también aportó unos contratos, pero los años sobre el papel son anteriores a que el delito de financiación irregular de partido se introdujera en el Código Penal. Por eso, lo que se pueda incorporar de la investigación policial es esencial para el porvenir de las pesquisas y por ende la decisión de la Sala determinará el futuro de las mismas.