Los fiscales creen que sus sueldos deben subir un 22% por la “alarmante” pérdida de poder adquisitivo

La asociación mayoritaria en la carrera denuncia el “empobrecimiento paulatino” de sus integrantes en las últimas dos décadas

La ministra de Justicia, Pilar Llop, el pasado diciembre durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros
La ministra de Justicia, Pilar Llop, el pasado diciembre durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros FOTO: Emilio Naranjo EFE

La carrera fiscal da la voz de alarma sobre el “empobrecimiento paulatino” de sus miembros a consecuencia de la Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera, define como “alarmante” pérdida de poder adquisitivo sufrida en las dos últimas décadas por la falta de actualización de sus salarios.

Tras analizar esa merma retributiva en un estudio, la asociación cifra en un 22,16 por ciento el aumento que debería producirse en sus sueldos para “subsanar la pérdida de poder adquisitivo”.

Un incremento que, añade, debería oscilar entre el 12,78% y el 17,31% en el complemento de destino y en otro 18,32% en las retribuciones que perciben por los servicios de guardia.

Según señala la asociación que preside Cristina Dexeus en las conclusiones de ese informe, para mantener el poder adquisitivo de los fiscales que fijaba la Ley 15/2003, de 26 de mayo, reguladora de las retribuciones de las carreras judicial y fiscal, esas cuantías “deberían haberse incrementado en un 41,9%” desde entonces (en función de las variaciones del IPC). Sin embargo, subraya, el incremento efectivo en los sueldos ha sido en esos casi veinte años de un 13,88, lo que sitúa la pérdida del poder adquisitivo en un 28,02 por ciento.

Perjuicio económico “sobresaliente”

Esa normativa preveía, recuerda el colectivo, que cada cinco años se constituyese una comisión para elevar al Gobierno las correspondientes propuestas de actualización retributiva, pero esa previsión no ha llegado a plasmarse “al resultar infructuosas las reuniones de 2008 y 2018″. De ahí que, se queja, ese incumplimiento se haya traducido “en un sobresaliente perjuicio económico” para todos los miembros de la carrera.

Y es que, subraya el estudio, la “rebaja exorbitada” de los salarios que contemplaba el decreto 8/2010 de 20 de mayo ha supuesto de hecho que el sueldo de los fiscales, que fue reducido en un 9,73%, haya sido en 2021 inferior al que percibían en 2010.

“Este crecimiento exponencial de la inflación (que ha cerrado 2021 en el 6,5%) es gravemente lesivo para los fiscales si no lleva aparejado un incremento de las retribuciones a percibir”, denuncia la Asociación de Fiscales. Y recuerda que, por ejemplo, el sueldo de los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado “ha subido de media un 21,5% en tres años, de 2018 a 2021″.

Y es que para la asociación la reactivación de los incrementos salariales a partir de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, resulta insuficiente pues “en modo alguno ha paliado la pérdida de poder adquisitivo”.

Según su estimación, en 2022 los miembros de la carrera fiscal estarían dejando de percibir anualmente solo en concepto de sueldo, y con carácter bruto, 5.719 euros en el caso de los fiscales superiores de las comunidades autónomas y 5.082 en el de los fiscales.