Los abogados no quieren que la RAE les defina como “enredadores” y “parlanchines”

Un grupo de letrados reclama a la Real Academia que elimine esa acepción del diccionario

Ahora Abogacía pide a la RAE que elimine la tercera acepción de abogado del diccionario
Ahora Abogacía pide a la RAE que elimine la tercera acepción de abogado del diccionario FOTO: La Razón

Ni parlanchines, ni enredadores. Un grupo de abogados del movimiento Ahora Abogacía reclama a la Real Academia que se suprima de su diccionario la tercera acepción del término “abogado/a”, que califica a este profesional como “persona habladora, enredadora, parlanchina”. Y así se lo han hecho saber hoy a la institución mediante un escrito dirigido al presidente de la RAE, Santiago Muñoz Machado.

“Desde Ahora Abogacía -ha asegurado Borja Luján, miembro de la dirección de la asociación, en una rueda de prensa celebrada en Madrid- no podemos admitir que se defina al abogado como persona habladora, enredadora y parlanchina, puesto que consideramos que la misma menosprecia nuestra profesión y los valores de los profesionales que la integramos, así como no define correctamente al abogado como actor jurídico esencial para la defensa de los derechos y las garantías de los ciudadanos”.

El colectivo apela en su escrito a la sensibilidad como reconocido jurista y abogado del presidente de la institución, a quien solicita una reunión para abordar su demanda.

“Poner en su justo valor la profesión”

“Como movimiento en defensa de los valores de la abogacía española y en aras de poner en su justo valor la profesión del abogado, no podemos dejar pasar la ocasión de solicitar la RAE que inicie el procedimiento que corresponda para la eliminación de la tercera acepción de la definición de abogado que se encuentra en el Diccionario de la RAE”, concluyó Luján.

Ahora Abogacía, que se presentó el pasado 30 de marzo en Madrid, cuenta con el apoyo de un centenar de letrados y su objetivo es “conectar la abogacía con el siglo XXI”.

El diccionario de la RAE define abogado como “licenciado o doctor en derecho que ejerce profesionalmente la dirección y defensa de las partes en toda clase de procesos o el asesoramiento y consejo jurídico”. Y añade dos acepciones: “Intercesor o mediador” y la que ha soliviantado a este grupo de letrados: “persona habladora, enredadora, parlanchina”.