Elecciones Andalucía

Juan Marín: “Cualquier Gobierno en Andalucía que no sea con nosotros va a ser un lío”

Economía, Empleo o Turismo han sido consejerías gestionadas por la formación naranja. «Debería haber continuidad, lo hemos hecho bien», explica el candidato de Cs a la Presidencia de la Junta de Andalucía

El candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, Juan Marín
El candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, Juan Marín FOTO: Kiko Hurtado La Razón

Las encuestas colocan a Ciudadanos al borde del abismo, pero Juan Marín se declara «optimista por naturaleza» y recuerda que si no lo fuese, no podría haber sido deportista, empresario o político. Si algo se empeña en transmitir es no tener miedo al lunes 20 de junio.

¿Imaginaba este escenario?

Ni en 2015, ni en 2018 ni ahora imaginé ningún escenario. Es difícil pero soy un hombre de retos y, te confieso una cosa, esto me pone, me motiva mucho más. Cuando las cosas no van tan bien es cuando hay que demostrar si estás hecho para esto o te tienes que dedicar a otra cosa.

¿Qué tiene preparado Ciudadanos para tirar hacia arriba?

Me gusta mucho el contacto con la gente, pero esta es una campaña diferente, que se mueve mucho en redes, en medios de comunicación, en los debates y en dos actos principales que vamos a hacer en Sevilla y en Málaga. Estamos desgranando las medidas de nuestro programa, fundamentalmente en el ámbito económico, fiscal y del empleo. Es el punto en el que hay que incidir porque es el principal problema de los andaluces. La reducción del 30% de la cuota para autónomos para los próximos cuatro años, el impuesto de patrimonio... El 80% del tejido productivo andaluz son pequeñas y medianas empresas. Y, por otra parte, la seguridad jurídica y la culminación de la reorganización de todo el sector público, además de otras medidas que tienen que ver con el despliegue de fondos europeos que en este momento están paralizados. Casi todas las medidas van enfocadas a reducir la tasa de paro que hemos conseguido bajar al 19,4%, pero que todavía se puede apretar más. ¿Imagina lo que supondría llegar al final de la próxima legislatura con un 15% de tasa de paro? Eso sería converger con la mayoría de CC AA. Ese debe ser el objetivo.

¿Qué le dice la experiencia de las dos campañas anteriores?

Que vamos a tener un resultado bueno, no el que tuvimos en 2018 pero sí que los escaños más valiosos y determinantes van a ser los de Ciudadanos para que pueda seguir habiendo cambio. Si no, habrá un lío gordo.

¿Los andaluces ya saben de qué pie cojea cada partido?

Yo pienso que sí. Hay claramente dos alternativas para gobernar y las dos pasan por un gobierno de coalición. Veremos la aritmética finalmente, pero creo que puede haber una renovación de este Gobierno del PP y Cs, que es lo que quiere la inmensa mayoría de andaluces. Lo hemos hecho muy bien, yo estoy contento, satisfecho y orgulloso del trabajo. ¿Qué ocurre? Que nos ha pillado una pandemia. No lo podemos olvidar. Si no, los resultados podrían haber sido más espectaculares. Pero a mí me para la gente, hablo con ella, y está todo el mundo contento.

¿Qué percibe en la calle?

Muchos la están valorando en clave nacional. Están valorando más la situación de Sánchez, las aspiraciones de Feijóo o las de Abascal. Pero lo realmente importante es el Gobierno andaluz. Aquí vivimos 8,5 millones de personas, aquí no se puede hablar de trampolín a la Moncloa como dice el señor Ortega Smith. Sé que unas elecciones de Andalucía pueden condicionar incluso un adelanto electoral a nivel nacional, porque Andalucía tiene ese peso, son más de 4 millones de electores llamados a las urnas. Todos los partidos vienen a Andalucía en clave nacional y se les olvida hablar de los problemas de los andaluces y ese es el debate que intento abrir yo.

Pero ¿y el ciudadano de a pie?

Todo el mundo me dice “Es que usted tiene que seguir ahí”, “usted ha hecho un trabajo muy bueno”. Y yo les digo: “Vótenme porque si no va a ser muy difícil”.

¿No le ha faltado colmillo a Cs en la coalición de Gobierno?

La deriva de los dos últimos años no ha sido muy positiva a nivel de partido. Podemos hablar de lo que ha pasado en otras CC AA; y ahora hay mucha gente que piensa que Cs es un partido que no va a ser determinante. Pero lo va a ser, tiene que serlo. Fuimos quienes trajimos el cambio a Andalucía. El cambio no lo trajo el PP. El Partido Popular ya llevaba aquí 40 años y no lo había conseguido.

Y eso que dijo Bendodo sobre la rentabilidad política…

Claro, claro… es que se ha dedicado a ello. Ha hecho más campaña que yo durante estos tres años y medio. Yo he estado más ocupado en la gestión.

¿Y eso ha sido un error?

No, porque al final yo he trabajado por los andaluces, que son los que me pagan el sueldo, no para Ciudadanos. A lo mejor Elías (Bendodo) lo que quería decir es que él ha trabajado más para el PP que yo para Cs. Seguro que ha sido así. Yo he trabajado para los andaluces, que es para lo que yo vine a esto. Si mañana me tengo que ir a mi casa, no pasa nada. Pero es lo que he hecho y lo que he intentado que hicieran todos los equipos que estaban conmigo. En conjunto hemos hecho un trabajo muy positivo, en muchas consejerías, también en las dirigidas por el PP se ha trabajado muy bien. Y todo el conjunto ha hecho que la percepción sea que se ha hecho un buen trabajo. Pero claro, al final el alcalde es el que corta la cinta. Y el que ha salido para las noticias positivas ha sido Juanma.

Tanto buen rollo…

…Y lo sigue habiendo. A Juanma no le va a quedar otra que gobernar con nosotros porque cualquier gobierno que no sea con nosotros va a ser un lío. Mira Ayuso en Madrid, un año sin presupuestos. Y tiene una mayoría que ya quisiéramos Juanma , yo o cualquiera en Andalucía. Vox está pensando en clave nacional y PP y Vox tienen el mismo espacio político, el mismo electoral. Eso al final pasa factura, porque Olona no se lo puede poner fácil a Juanma, porque no estaría haciendo el juego a Abascal. Eso lo entiendo, pero después tiene que votar la gente y percibir que un gobierno como éste no lo ha habido nunca ni en Andalucía ni en España. Todos los gobiernos de coalición se han roto. Y éste no solo termina la legislatura, sino incluso en la etapa de las elecciones entraremos en funciones todo el mundo.

Ustedes, que huyen de los extremos, ¿no han llevado la pregonada sensatez al límite?

Cierto, hemos llevado la sensatez al último extremo, pero esto es también por el carácter de la gente. Tanto Juanma como yo teníamos claro que al final las personas influyen más en los gobiernos que los partidos. Hemos sido buenos amigos, hemos sido leales y hemos trabajado bien cada uno en su faceta. Ellos han rentabilizado más que nosotros ese trabajo, al menos de cara a los sondeos.

Si no saca un escaño, ¿seguro que se va?

Eso entra dentro de lo que entiendo que debe ser tener dignidad en política. Los buenos resultados todo el mundo los celebra. El propio PP con el peor resultado de su historia ha gobernado en Andalucía… A lo mejor nosotros con el peor resultado de estas tres legislaturas lo hacemos también. Eso no se descarta nunca. Pero hay que tener dignidad y si no se consigue un resultado que permita justificar el trabajo y permita a tu partido seguir adelante, lógicamente tomaré esa determinación. Lo tengo clarísimo. No voy a esperar al último minuto… lo haría.

¿Qué espera en el sprint final?

Ya estamos viendo cómo cambian las tendencias. Y a medida que pasen los días vamos a ir a mejor, porque ahora sí empieza a pensar la gente en las elecciones. Hasta hace poco estábamos en las comuniones, en la Semana Santa, en la Feria o El Rocío… cuando llegue el momento la gente pensará qué es lo que quiere para Andalucía.

No parece el mejor día para unas elecciones…

Peor habría sido el 26-J. Me temo que la participación va a estar entre un 55 y un 60%. En función de cómo vayas en cada provincia la Ley D’Hont te puede perjudicar o favorecer. Siempre hay que estar preparados y sean la fecha en las que sean todos jugamos con las mismas condiciones. Soy un buen competidor. Llevo muchos años en el mundo del deporte y de la empresa. Soy autónomo, estoy acostumbrado a resistir.

¿Por qué Cs es importante para Andalucía?

Porque ningún cambio era posible si no estábamos nosotros y porque si dejas solos a PSOE y PP ya sabemos lo que ocurre. Lleva muchos años pasando, al final la cabra vuelve al monte. Nosotros hemos conseguido que impere el sentido común, que se hagan realmente políticas para los ciudadanos, que además la hacen ellos, los autónomos, los empresarios; hemos sido capaces de acabar con la corrupción. Somos el único partido que puede decir que no tiene corruptos. Ni siquiera el PP puede decirlo. Ahora ha salto un escándalo en Huelva con el agua. Es la historia interminable: la Púnica, la Gürtel, los ERE… ¿Quién ha acabado con esa lacra en Andalucía? Quienes sabemos poner en práctica políticas liberales somos los liberales. Aplicar esa política ha permitido que hoy Andalucía sea el motor económico de España en tres años y medio y con una pandemia por medio. La prueba evidente: ¿quién lleva empleo, quién lleva autónomos, quién lleva empresa, quién lleva turismo…? Nosotros. Tan mal no lo hemos hecho.

¿Volvería a apostar por perfiles profesionales en sus consejerías?

Esos profesionales han realizado un trabajo ejecutivo magnífico, pero es cierto que les falta esa pata política, ese colmillo que decías. ¿Eso es un error? Yo creo que no. Yo estoy satisfecho del trabajo que hemos hecho y los andaluces deben sentirse orgullosos de lo que es hoy Andalucía. Lo dicen mis compañeros que vienen de Bruselas: “En Europa hoy sois un referente”. Y eso es una alegría enorme. Eso paga cualquier fracaso electoral. Pero hay que continuar, porque hay cosas que se han quedado a medias.

Si se mantuviese el Gobierno, ¿qué área le gustaría retener?

Creo que debería haber una continuidad y los que hemos llevado las políticas económicas hemos sido nosotros. En Turismo estoy muy satisfecho. Nos quedan algunas cosas que culminar para hacer de Andalucía la comunidad más competitiva a nivel turístico de España, que es lo mismo que decir que de Europa. Ese es un reto apasionante, que genera miles de empleo. Yo soy autónomo por naturaleza, me he llevado 17 años cotizando de autónomo, ahí hay mucho trabajo que culminar...

¿Puede resucitar Cs a nivel nacional en Andalucía?

Un buen resultado en Andalucía ayudaría mucho, pero después tenemos que pensar en las municipales. Ahí es donde está la clave. Una de las cosas en las que más tenemos que trabajar en Cs es en la implantación territorial.

¿No faltan cabezas visibles?

Hay gente muy válida. Todo va a depender de los resultados. Si ves que el proyecto se recupera es mucho más fácil sumarse. Cuando las cosas no son fáciles, no todo el mundo da el paso.

Sergio Romero, ex portavoz parlamentario, ha dejado el partido en mitad de la campaña. Otros ex parlamentarios de su formación han llegado a pedir el voto para el PP. ¿Qué siente?

Pena y mucha tristeza. Hay gente que se vende por un plato de lentejas y yo no estoy en política para que me paguen un sueldo. Si piensan que con eso les van a abrir una puerta para que trabajen el día de mañana... Hay muchas formas de ganarse la vida y uno puede renunciar a sus principios de hoy para hoy.

¿Alguna sorpresa para la semana que resta aún?

Nuestras medidas van en la línea del empleo y favorecer a las familias. Es importante adaptarnos a la nueva realidad. Hoy no tenemos tantos hijos. Hoy una familia numerosa es una familia con dos hijos, eso aportaría bonificaciones y ayudas a la hora de la conciliación. También medidas para reforzar los sistemas educativo y sanitario. Queremos hacer la vida más fácil a los ciudadanos. La gente debe saber qué vamos a hacer con su voto. Hay motivos para creer en Cs porque hemos cumplido lo que hemos dicho.